Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Rivalidad

Rivalidad

Rivalidad

El partido  más atractivo de la jornada inaugural será el que disputarán este mediodía en el Estadio de  CU, entre los Pumas y las Chivas, puesto que será la presentación de ambos conjuntos en el torneo Apertura.

Sin haberse producido el debut de auriazules y rojiblancos en el recién iniciado campeonato los antecedentes son los que hacen a priori que este enfrentamiento sea el que más llame la atención de la jornada.

Existe una rivalidad deportiva entre estas dos instituciones que despuntó cuando Jorge Vergara adquirió la propiedad del Club Guadalajara, coincidiendo  con un buen momento de los del Pedregal, recordando la Final que ambos conjuntos disputaron y que en penales la ganaron los capitalinos.

Del “Nos pareció ver un lindo gatito” y el “Gatitos ni madres” al día de hoy... ambos planteles se han renovado. Juan Francisco Palencia, quien hasta hace no mucho tiempo era directivo del Guadalajara, debutará este mediodía como director técnico de los universitarios, algo a lo que siempre aspiró.

Afortunadamente en el rubro de los entrenadores, la Liga MX va a contracorriente de las políticas que implementa con los jugadores, y sí le dan más oportunidad a los mexicanos o foráneos formados aquí. Claro que la paciencia no es la misma, pero la exigencia sí.

Palencia se suma a Boy, “Profe” Cruz, Ambriz, Meza, “Poncho” Sosa, “Piojo” Herrera, Tena y Vucetich, es decir, la mitad de los estrategas que inician el Apertura son mexicanos.

Los “naturalizados”: Tuca, Cristante, Mohamed y Cardozo y quizá Ricardo Valdiño, del Puebla, quien inició su carrera como entrenador en México en 2011 habiendo trabajado en la Liga de Ascenso con Mérida, Lobos BUAP.

Y solo cuatro extranjeros: Marini, Zubeldía, el actual campeón Diego Alonso y Matías Almeyda.

La pregunta es obligada ¿Por qué los directivos no le tienen la misma confianza al jugador mexicano que a los entrenadores? (salvo Chivas, claro está).

Retomando el tema del encuentro de hoy, el Guadalajara arranca una competencia con grandes expectativas de lo que puedan hacer, pues dejaron una prometedora perspectiva por la forma como superaron su crisis y se catapultaron a la Liguilla del torneo anterior, en la que fueron eliminados por el América.

Hace apenas ocho días las expectativas se refrendaron al ganar la Supercopa MX y por ende su pase a la Copa Libertadores. La imagen del partido en Carson fue la del capitán Omar Bravo levantando el trofeo de campeón.

¿Quién se iba a imaginar que el goleador histórico del Guadalajara dejaría al equipo un par de días después y que ya no estaría en la nómina de Almeyda para enfrentar a los Pumas?

El hecho por lo sorpresivo y por el personaje cimbró al chivismo.

Por ello las especulaciones respecto a las causas por las que el sinaloense salió del equipo no se hicieron esperar.

La partida de Omar significa la ausencia de un referente y líder de equipo. En lo futbolístico es muy probable que más temprano que tarde se pueda suplir, lo que no quiere decir que en este aspecto no se le va a echar de menos. En cuestiones de liderazgo la suplencia no será fácil de encontrar.

Ya no hay marcha atrás, por lo que Chivas tendrá que empezar a demostrar a partir de hoy, cuáles pueden ser sus alcances en el inicio de la etapa post Bravo.

Lee También

Comentarios