Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

¿Revocación de mandato?

¿Revocación de mandato?

¿Revocación de mandato?

Dese hace ya varios sexenios la revocación de mandato ha revoloteado sobre la democracia mexicana, espantada una y otra vez por los políticos de los tres niveles de gobierno, y que ahora se asoma de nuevo ante los nuevos procesos electorales.

Ya no sabemos qué tan próximas estén las elecciones federales, pues para los partidos nunca están lejos, de suyo todo el tiempo están en campaña porque los múltiples “juegos de la silla” que en esos ambientes se estilan son permanentes.

De acuerdo a la ley, le hagan o no caso, es hasta el 13 de noviembre del presente año que los precandidatos ya confirmados como tales podrán entrar en precampaña interna, misma que concluye el 12 de enero. A partir de entonces se definen los candidatos finales cuya campaña inicia el 30 de marzo y durará noventa azarosos días.

Pero desde luego que mucho antes de dichas fechas los ventarrones del partidismo andan desatados bajo la consigna de todos contra uno, en su primer acto. El enemigo a vencer, desacreditar, confrontar, ridiculizar y recriminarle su pasado, presente y hasta su futuro, si llegara a ganar, es bastante bien conocido porque tiene años de estar en campaña permanente, un término que escapa a la legislación actual. Campaña que ha tenido de todo, hasta el simulacro surrealista de una autoproclamación como presidente legítimo, publicación y presentación de libros, giras nacionales constantes, y comerciales protagonizados por el susodicho con variedad de vestuarios, escenarios y lenguajes.

Y comoquiera que los partidos oponentes se toman muy en serio su papel de seguir salvando a la patria de tales amenazas, nos recetan otra serie de comerciales vehementes, directos, “verdularios” y sobre todo, cínicos, porque a fin de cuentas denuncian lo mismo que ellos hacen, es psicológico pues.

Y mientras éstos se pelean en los medios y en las redes, otros funcionarios andan con el brete de hacerse evaluar por la ciudadanía con tal honestidad y rigor que prometen dejar el cargo si salen reprobados.

No nos hagamos ilusiones, no estamos en Inglaterra donde la voluntad popular sacó al país de la Unión Europea e hizo renunciar a su primer ministro. Acá todavía estamos en la Nueva España si no es que antes, en la era feliz de los cacicazgos y los tlatoanis absolutos.

Pero bueno, que venga la evaluación ciudadana, pero que se haga sobre un solo punto, el que es crucial y explica y da razón de la existencia del gobierno: la seguridad, sí, la función primordial de todo estado, garantizar la vida y los bienes de la ciudadanía; y que ese día califiquen a los alcaldes y de paso al señor gobernador todas las personas que han sufrido robos en la vía pública, en sus casas, en sus talleres, escuelas y comercios, que vayan todos los que han perdido a un familiar a causa de la delincuencia organizada o desorganizada, los que han sido amenazados de ver arder su negocio si no pagan plaza, que manifiesten su sentir los habitantes de los pueblos de Jalisco todo el tiempo sometidos por cárteles de todo tipo, ese sí que sería un acto civil de la más pura democracia.

 

armando.gon@univa.mx

Lee También

Comentarios