Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

¿Réquiem por la Independencia?

Por: José M. Murià

¿Réquiem por la Independencia?

¿Réquiem por la Independencia?

Con el afán neoliberal de promover el consumo, muchas fechas que recuerdan importantes efemérides nacionales se han vuelto móviles, a la manera yanqui… Tal es el caso del natalicio de Juárez, que encarna la gesta más importante de nuestro país, o la propia Revolución Mexicana que, en su momento, le dio cohesión y grandeza al México moderno.

>

Pero, hasta la fecha, con la fiesta patria por excelencia no se han atrevido, a pesar de que ha habido quienes, relamiéndose los bigotes ante la posibilidad de otro lucrativo “puente”, realizaron la propuesta formal.

>

Sin embargo no debe cantarse victoria, pues poco a poco, el sentido identitario de la patria —compromiso primigenio con los nuestros por encima de los ajenos— se va perdiendo a ojos vistos.

>

El afán desmedido de ganar, aun a costa de los mexicanos más amolados e, incluso, de la propia dignidad de nuestros muchos “hombres de empresa”, que de ser señores se han ido convirtiendo en sirvientes —aunque sean de angora— hace que se vaya cediendo terreno a la dominación extranjera.

>

En alguna época, la izquierda lo definió con un término preciso y descarnado: “imperialismo”, luego la mercadotecnia logró suavizar la expresión y disimular lo que venía siendo lo mismo: ahora le llaman “globalización”.

>

A fin de cuentas, aquel principio profético de Carlos Marx, que tanto censuramos antaño, cobra cada día más cuerpo: la antesala del comunismo, dijo, será justamente la unificación de los meros dueños del capital, sin importar nacionalidad o credo. Recuerdo la indignación que despertó entre muchos mexicanos que nos reputábamos de izquierda el aserto de Don Carlos de que México, de una manera o de otra, acabaría perteneciendo a Estados Unidos.

>

No es necesario dar fe de cómo nos hemos ido sometiendo a sus dineros y aun las fuentes de riqueza más apreciadas por los mexicanos están pasando a formar parte de sus inventarios.

>

Sintomática es la respuesta más que lamentable de nuestra Cancillería ante las agresiones verbales de un imbécil norteamericano que, no por ello, deja de tener el respaldo de muchos millones de sufragantes, confirmando la hipótesis de que el neonazismo ha arraigado con fuerza en el ADN de ese país…

>

Resulta que, después de tantas mentadas que nos han endilgado, nuestra respuesta “diplomática” es patrocinar un gigantesco lobby en el vecino país para convencerlos de que somos buenos.

>

No resulta difícil imaginar la opinión que tendrían de esto aquellos puntales de la diplomacia mexicana de la “era de la dignidad”: Fabela, Bosques, Bassols, Rosenzweig, Castañeda (“El Bueno”) y tantísimos más…

>

Tal como vamos no sería remoto que pronto, al llegar el 16 de septiembre, lo único que podamos hacer es entonar un réquiem por nuestra independencia y soberanía.

>

Lee También

Comentarios