Domingo, 16 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Recuerdo de un encontronazo

Por: José M. Murià

Recuerdo de un encontronazo

Recuerdo de un encontronazo

El 12 de octubre, como el que acaba de pasar, no solo hace referencia a la Virgen de Zapopan. De hecho, es relativamente joven la costumbre de “llevarla” de regreso a su sede. Antes era el día de San Francisco.

>

Anterior a este cambio es la fundación de la Universidad de Guadalajara, en 1925 y también es cierto que ese mismo día de 1492 Cristóbal Colón y sus presidiarios llegaron a una isla de América.

>

Al menos desde 1892, España buscaría recuperar presencia en nuestro continente y se acordó del soslayado viaje de Colón. Se desató entonces en la Península Ibérica la idea de celebrar el descubrimiento de América.

>

Lo cierto es que muchos latinoamericanos se dejaron arrastrar por dicha idea, misma que implicaba una solapada vocación de recuperar el rol imperial…  Poco pudo hacer en ese sentido la dictadura del generalísimo Franco, reputado con la venia papal como “caudillo por la gracia de Dios”, pero una década antes del 1992, lo que significaba el V centenario, el gobierno hispano decidió lanzar una andanada publicitaria para hacer una gran fiesta que “celebrara el descubrimiento de América”.

>

En un principio, la mayoría de los países de habla española se sumaron con entusiasmo. Eran tiempos en que las dictaduras y los gobiernos de ultraderecha eran mayoritarios en nuestro continente. Vale reconocer que solamente Panamá y Costa Rica lo vieron con escepticismo al principio, pero no ofrecieron mayor resistencia.

>

Por lo que se refiere a México, es de señalar que ni siquiera se hizo acto de presencia en 1982. Se estaba dando la transición de López Portillo a De la Madrid y se decidió esperar a que éste, ya en el gobierno, hiciese lo que mejor le pareciera. Así sucedió: pero cuando saltamos a la palestra nos convertimos en el principal escollo de la intención hispana…

>

La posición de la Comisión Mexicana, creada en 1983, era firme: nada de “celebrar” una gesta que tanto daño había hecho a las culturas indígenas. Dado el caso de que el proceso que se inició en 1492 era de una enorme trascendencia, se pensó en conmemorar —traer a la memoria— para analizarlo y comprenderlo, mas no como un motivo de festividad. La segunda idea era asaz firme: hablar de “descubrimiento” implicaba la negación de civilización y personalidad anterior a la conquista, de manera que se planteó la conmemoración del encuentro de dos mundos que hasta ese año simbólico se habían desenvuelto sin conocerse el uno al otro, pero respetando la “humanidad de ambos”.

>

El choque fue estruendoso y no vale la pena hablar de los detalles, pero lo cierto es que los comisionados mexicanos, con Miguel León-Portilla a la cabeza triunfamos estruendosamente.

>