Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 15 de Octubre 2019
Ideas |

Recomendaciones de un Jugador Global

Por: Ricardo Moller Schuster

Prepárense para la gran competencia que se va a librar por el financiamiento, este se va a convertir en el recurso estratégico que hará la diferencia entre quienes agarren o no agarren la gran ola que viene, para muchos de nosotros, la ola de nuestra vida…

La anterior recomendación cobra especial relevancia por que insistió en ello, en las reuniones que tuvimos el día de ayer con empresarios Jaliscienses, Eugenio López Director General de Fitch Ratings México. Recordemos que “Fitch” es una de las tres grandes agencias internacionales de calificación crediticia, las cuales son contratadas por compañías o entidades para que califiquen su riesgo de impago y su grado de solvencia. Es decir, informan, el “grado” de riesgo de invertir en la deuda de una determinada empresa o entidad, esto al evaluar la posibilidad de que quien invierte cobre sus intereses y recupere su capital.

Pero, para decir quien es Fitch Ratings México basta comentar que fue quien Informo sobre el “cuestionable” grado de solvencia del estado de Coahuila y quien en su momento, informando sobre ello de manera publica, se abstuvo de calificar a la tristemente celebre “Oceanografía”, esta empresa que se llevo al “baile” a decenas de proveedores y acreedores entre ellos especialmente a Banamex, lo cual le acaba de costar la “chamba” a su Director General Javier Arrigunaga.

Con esta amplia introducción espero haber logrado demostrar que Fitch Ratings es un experto global en la evaluación de riesgos financieros y que su director en México esta totalmente en la “jugada” en nuestro país.

Lo anterior porque quiero poner en un justo contexto las razones por las que Eugenio López Director General de Fitch México insistió, con empresarios Jaliscienses, en su recomendación de trabajar para prepararse y enfrentar exitosamente la gran competencia que se va a librar por el financiamiento. Dentro de los argumentos con los que justifico su reiterada recomendación resalto las siguientes:

1. Para los bancos y las autoridades financieras en nuestro país ha quedado marcado un antes y un después de “Oceanografía”; vienen tiempos de mayor endurecimiento de los criterios para el otorgamiento de crédito.
2. Las reglas internacionales (Basilea II) que tienen como objetivo el evitar “sorpresas” en los sistemas bancarios, a las cuales se ha adherido nuestro país de manera voluntaria,  cada vez exigen mayores niveles de capitalización a los bancos y la constitución de mayores reservas lo cual obliga a dichas instituciones a ser mas selectivos en el otorgamiento de crédito.
3. Las mega inversiones en infraestructura que se han anunciado en nuestro país, como el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y la nueva línea del tren urbano en nuestra ciudad, se convierten en grandes competidores de las empresas, especialmente de las pymes, en lo que se refiere al financiamiento. Los bancos de manera “natural” optaran por “poner sus canicas” en donde tengan menores riesgos y por supuesto los proyectos de infraestructura en los que participara de manera directa o indirecta el gobierno representan, en comparación con una pyme, un menor riesgo.
4. Al detonarse las inversiones en los sectores energético y de telecomunicaciones, derivado de las reformas, se dará gradualmente una demanda de financiamiento sin precedente en nuestro país, un recurso que hoy tenemos disponible mañana será un recurso estratégico “escaso”.

Estimado lector, viene la “ola” de nuestra vida pero para agarrarla además de “salir” en el momento adecuado, ni antes ni después, debemos asegurarnos de que contaremos con el financiamiento requerido el cual se convertirá en el recurso estratégico indispensable para mantenernos en la ola y avanzar con ella…
 

Lee También

Comentarios