Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Octubre 2019
Ideas |

Qué significa la muerte de un diputado

Por: Ivabelle Arroyo

Qué significa la muerte de un diputado

Qué significa la muerte de un diputado

Ayer se prendieron en el país todos los focos rojos que hace rato estaban ya fundidos en Jalisco: un diputado federal fue secuestrado mientras circulaba en su camioneta, con un chofer, en la concurrida avenida 8 de Julio.

No es que haya ido caminando ebrio a las dos de la mañana. Estaba adentro de su auto, iba acompañado por otro hombre, en una vía primaria con cámaras de videovigilancia, ¡y además estaba en circulación! Un día después de su plagio, el legislador y su acompañante aparecieron muertos en Zacatecas.

¿Qué significa esto? No vamos a buscar aquí las causas, pero podemos delinear dos grandes lecturas de este fatídico hecho: o lo buscaban o se lo encontraron.

La primera lectura es la que voltea a ver el significado político. Aquí las preguntas son: ¿La vida pública volvió a ser sangrienta? ¿Un político puede ser víctima de sus enemigos por enarbolar causas incómodas, por rebelarse ante el status quo del poder o de su partido? ¿Por no cumplir? Y ojo, en esta lectura entra también la hipótesis del crimen organizado visto un factor de poder político.

La segunda lectura, la que pone los pelos de punta a la sociedad jalisciense, es la que revela esta muerte como una consecuencia de la inseguridad que se vive en el Estado. En este caso, el diputado se habría topado con el crimen que a todos acecha. Sin embargo, déjenme decirles algo: tanto el secuestro como el homicidio, que son delitos de alto impacto, están en fases controlables en Jalisco. Este año la tasa de secuestros fue casi 10 veces menor que la que tenía el Estado en 1997. Las entidades que sufren este flagelo tienen tasas no dos o tres veces mayores que la de Jalisco, sino hasta 25 veces más altas. Sí, es verdad, son datos oficiales y faltan las cifras negras, pero dan una idea de otros infiernos, algunos de los cuales todavía están en la memoria local.

Las dos lecturas anteriores dan diferentes escenarios de acción pública. Si lo buscaban sus adversarios, entonces hay que husmear en la política. Si se topó con unos criminales, entonces hay que ver el lado de la seguridad.

Las autoridades llevarán más lejos las preguntas, pero de entrada, el asesinato de este diputado, a la luz del día, en vía primaria, mientras circulaba acompañado, significa lo evidente: que esto se puede hacer. Mejor dicho, que alguien lo puede hacer, que es posible bajar a dos hombres de su auto, matarlos y dejarlos en otro Estado. Al margen de la naturaleza de los ejecutores, al margen del móvil y al margen de las cifras de incidencia delicti va en el Estado, es alarmantemente grave que esto haya sido posible.
 

Lee También

Comentarios