Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

¿Qué será…será…?

El sentido de unidad, es lo que a un país como Estados Unidos, formado por una inmigración mundial, ha dado fortaleza y poderío amalgamando un sentimiento patriota, con el empuje para lograr un nivel de vida que ha sido el fundamento del llamado “sueño americano”.

Hoy ese país está dividido con la elección de Trump, aunque por protocolo estreche la mano de Obama y reciba la felicitación de Hillary deseándole éxito y ofreciendo su colaboración para que sea en beneficio de la nación.

Ahora vuelve la campaña que aboga por la secesión de California de la Unión, bajo el rubro de Calibrexit, y reaparecen “Los leales Caballeros Blancos” de Pelham; vamos, el KU KLUX KLAN, convocando a su ex líder Dave Duke, a una marcha de celebración por la elección del neoyorkino a la presidencia el 3 de diciembre. Se vuelve al cruel y nefasto pasado.

Llega la realidad del cómo por el sistema político estadounidense, fincado y reconocido como la democracia puntera del orbe, ha dado acceso a la magistratura ejecutiva de la primera potencia, a un personaje lleno de excentricismo, ajeno en muchos de los aspectos a las exigencias y responsabilidades políticas que, luego de sus participaciones en los debates, dejó apreciar una ignorancia preocupante de las condicionantes en las que se mueve el mundo actual. Muestra clara ha sido su expresión, tanto sobre de los discapacitados e inmigrantes, como de mujeres y periodistas.

Lo escribí repetidas veces, no se podía hablar de los mejores contendientes, cuando la apreciación sobre la perdedora Hillary, es que se trataba del menos malo gracias a su vasta experiencia. Empero, el triunfo no la favoreció dentro de un complejo sistema electoral en el que la voz del pueblo se hace sentir de una forma para muchos complicada.

Ahora, electo ya, se presentan múltiples interrogantes, luego de que se ha elegido para muchos, entre lo malo y lo peor, toda vez que Donald Trump es machista, lengua suelta y xenófobo. No olvidar que se trata de un personaje televisivo que se ha movido en un mundo mediático en una era, la actual, en la que la comunicación horizontal, se desenvuelve entre la ciudadanía por conducto de las redes.

Su intención publicitada ha ido en el rumbo de devolver la grandeza ¿perdida? a América, proclamando en su cierre de campaña la espectacular exclamación: “¡Éste será nuestro Día de la Independencia..!”, definiendo que su gobierno no sería de corruptos, sino el de la gente, entendiéndose por gente a esa multitud en masa, proclive a la manipulación con populismo y demagogia, que fueron los votantes que al final le eligieron, pese a su xenofobia recalcitrante, el odio manifiesto al forastero y la misoginia vulgar de la que hizo gala.

Ya elegido, se ha mostrado con un poco de mesura en su hablar, la pausa la está anteponiendo a la ira.

¿Ahora que degusta el sabor del triunfo, cuando terminada la contienda y conseguida la elección no se tiene que someter ya a la disciplina de técnicos de comunicación, asesores de imagen y directores de campaña, cuál Trump ocupará la Casa Blanca de la Avenida Pennsylvania..?

¿Cuáles serán las políticas que aplicará en su administración, cuando como candidato presentó intenciones, sí, pero para nada enunciados concretos con planes, proyectos y programas definidos..?

¿Qué hará para substituir de inmediato el sistema de salud “Obamacare” al que tanto censuró..?

¿Llevará a cabo su programa de antiinmigración centrado en la expulsión de 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en los EE.UU...?

¿Aplicará las normas de vigilancia a la población musulmana radicada o en tránsito de las que tanto habló..?

¿Seguirá con lo del muro con México..?  ¿Denunciará, como lo prometió, el Acuerdo de Libre Comercio de Norteamérica entre EE.UU., México y Canadá?  ¿Gravará elevando los aranceles a productos chinos y a las mismas empresas estadounidenses establecidas en otros países?  ¿Cuál será su relación con el dictador ruso Vladimir Putin al que tanta simpatía le tiene?  ¿Permitirá que Arabia Saudita, Japón y Corea del Sur cuenten con armamento nuclear para sus defensas?  ¿Meterá a Hillary Clinton a la cárcel?

Y…  PENSÁNDOLO BIEN.

Y…  PENSÁNDOLO BIEN, EE.UU. es un país de pesos y contrapesos, aunque en Senado y Congreso predominen republicanos y la acción presidencial tenga limitantes y no el albedrío libre del capricho.  ¿Qué actitud tomará?

Existe la duda, sí, de que la sensatez enmarcada en la cordura sea la condición como Presidente que no tuvo como candidato.

¿Qué será…  será?

Lee También

Comentarios