Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

¿Qué harán los EU ante el caso Trump?

Por: Javier Hurtado

Un efecto positivo de la candidatura de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos (EU), es que nunca antes los mexicanos se habían interesado tanto en conocer el funcionamiento del sistema político de nuestros vecinos del norte y compararlo con el nuestro. Sin proponérselo, la campaña de odio de ese personaje contra los mexicanos ha sido indirectamente educativa y formadora de ciudadanía; incluso con nuestros connacionales en los EU.

>

Abonemos pues a esa labor, mencionando cinco puntos fundamentales del sistema político norteamericano:

>

1.- La elección presidencial del 8 de noviembre próximo en los EU no será una elección “nacional” como la nuestra, sino que en realidad se trata de 50 elecciones estatales que se realizan en todo el país el mismo día.

>

2.-Se ha dicho que esta elección puede ser no democrática, por cuanto permite que un candidato que pierda en voto popular gane la mayoría de los compromisarios electorales (270). La ignorancia supina de la que hace gala Trump lo ha llevado a decir que la elección esta “amañada”, porque cree que puede ganar popularmente y perder en el Colegio Electoral.

>

3.- Todas las imperfecciones y amañes que pueda tener dicha elección, se desvanecen ante el incontrovertible hecho de que si hay algo auténticamente democrático y típicamente norteamericano es su sistema de selección de candidatos; en donde, 18 de sus 52 procesos partidistas (incluyendo Washington y Puerto Rico) son mediante convenciones de delegados, libres y deliberativas (caucus) ; y, el resto, por el sistema de elecciones primarias que pueden ser abiertas -si se permite votar en ellas a cualquier ciudadano- o cerradas, si solo participan los miembros de cada partido político.

>

Existen países que en materia política hacen aportaciones culturales de la mayor importancia. En el caso de los EU esas son sus elecciones primarias; en el Reino Unido el Gabinete Sombra; y en Alemania lo que gran

>

constitucionalista alemán Karl Loewenstein llamó como “democracia militante”: la que se defiende de sus enemigos.

>

4.- Pese a lo anterior, la nota negativa para el pueblo norteamericano es que su imperfecta democracia no tiene garantías de defensa contra aquéllos que aprovechando los cauces y libertades que ella misma permite, la utilicen para pregonar ideas contrarias a los principios y valores que le caracterizan. Cuando esos planteamientos logran concitar apoyo popular, puede dañarse; o incluso cancelarse la misma democracia.

>

Los alemanes, por la experiencia que tuvieron con Hitler establecieron en su Ley Fundamental la Sperklaussen -cláusula que establece que son inconstitucionales los partidos y sus miembros que “tiendan a desvirtuar o eliminar el régimen fundamental de libertad y democracia” (Art. 21. Fr. 2), o propongan políticas que vulneren o restrinjan la “dignidad humana” y el carácter “federal, democrático y social” del Estado Alemán.

>

5.-Si bien es cierto que cuando los norteamericanos aprobaron su Constitución aún no había existido Hitler, es de suponerse que la infausta experiencia de la campaña de Trump los puede llevar a crear salvaguardas para que no vuelva a permitirse que surja otro líder político que haga de la xenofobia, el racismo, el odio y la misoginia las principales propuestas de una campaña que ya hasta se considera puede ser un mal ejemplo para los niños.

>

Entre tanto una cosa es cierta: en Alemania Trump y su campaña ya habrían sido declaradas ilegales. Esa es la deuda que ante la experiencia de Trump tienen los norteamericanos con la democracia.

Lee También

Comentarios