Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Primero los niños: una educación para el siglo XXI

Por Aurelio Nuño Mayer (secretario de Educación Pública)

Vivimos en un momento muy complejo y desafiante. El conocimiento se genera a una velocidad inédita y la tecnología ha transformado la manera en que vivimos y trabajamos. En muchos sentidos, más que una era de cambios, estamos viviendo un cambio de era. Nuestros niños y niñas vivirán en un mundo que aún no conocemos y tendrán trabajos que todavía no se inventan.

Ante cualquier amenaza, una educación de calidad es nuestra mejor defensa. Si queremos que las nuevas generaciones de mexicanos enfrenten con éxito los retos que les tocará vivir, no pueden seguir aprendiendo de la misma manera en que lo hicieron sus padres y sus abuelos. Necesitamos una verdadera revolución educativa.

Por ello, en 2014 iniciamos un proceso de revisión del modelo educativo, incluyendo los planes y programas de estudio, que nos permitió construir una propuesta que presentamos en julio de 2016. Los documentos fueron analizados durante varios meses por maestros, directivos, padres y madres de familia, académicos, organizaciones de la sociedad civil, empresarios, legisladores, niños, niñas y jóvenes, así como las entidades federativas. En total, el CIDE —encargado de recopilar y ordenar las opiniones— capturó más de 300 mil comentarios.

Tomando en cuenta todas estas aportaciones, el pasado 13 de marzo, en presencia del Presidente Enrique Peña Nieto, dimos a conocer el nuevo Modelo Educativo en la Ciudad de México, el cual también presentamos el pasado 23 de mayo en Guadalajara. La premisa fundamental es que primero son los niños. Queremos que los más de dos millones de alumnos jaliscienses, desde preescolar hasta el bachillerato, tengan las mismas oportunidades de formarse integralmente y de ser exitosos en el siglo XXI. Nuestra visión es educar para la libertad y la creatividad.

La nueva propuesta pedagógica consiste en tres documentos. El primero es la “Carta de los fines de la educación en el siglo XXI”, que explica qué mexicanas y mexicanos queremos formar. Esta carta debe servir como guía para orientar los esfuerzos de maestros, directivos, padres y madres de familia, y alumnos, así como de las propias autoridades educativas.

El segundo documento es el “Modelo Educativo”, que detalla, en cinco ejes, cómo se debe reorganizar el sistema educativo y sus políticas públicas para lograr que todos los niños, niñas y jóvenes desarrollen su máximo potencial y sean felices. Por último, el tercer documento se refiere a los pasos que seguiremos para implementar este nuevo Modelo Educativo y hacerlo realidad en cada escuela y en cada aula del país.

Muchos pensarán que lograr esta transformación es imposible. Sin embargo, en mis recorridos por las escuelas de Jalisco me he encontrado con muchas historias que ya son parte de esta nueva visión de la educación y que ilustran cada uno de los cinco ejes que componen al nuevo Modelo Educativo.

El primer eje es el planteamiento curricular y constituye el corazón del modelo. El objetivo es dejar atrás la memorización para que los niños aprendan a aprender y a convivir. Para lograrlo, necesitamos una nueva pedagogía, que los motive y los inspire a romper paradigmas.
 
Tal es el caso de Mario Gurrola, quien estudió Ingeniería en Sistemas Computacionales en el Instituto Tecnológico Superior de Zapopan y que, en 2015, tuvo la oportunidad de estar en la NASA. Él es un ejemplo claro del tipo de mexicanos que queremos formar: hombres y mujeres listos para competir y triunfar donde sea y frente a quien sea.

El segundo eje consiste en fortalecer nuestras escuelas porque ahí se encuentran los alumnos. Debemos dejar atrás el antiguo sistema vertical, rígido y burocrático que las agobiaba, para otorgarles más autonomía, al mismo tiempo que les brindamos más acompañamiento y apoyo.

En ese sentido, directoras como la maestra Eréndira Palomera de la Escuela Primaria Miguel Hidalgo y Costilla, que conocí el año pasado en Zapopan, son ejemplo de que sumando una visión joven y un liderazgo en la comunidad educativa se pueden lograr grandes objetivos.

Hoy, en Jalisco, ya hay más de 800 escuelas que participan en el Programa de la Reforma Educativa y casi 900 son Escuelas de Tiempo Completo. Además, el programa Escuelas al CIEN mejorará las condiciones físicas de más de mil 300 planteles en el Estado, en beneficio de casi 160 mil alumnos.

El tercer eje del modelo consiste en apoyar la formación y el desarrollo profesional de los maestros. Los docentes son quienes están en las aulas todos los días, guían a nuestros hijos en su desarrollo y los inspiran a cumplir sus sueños. Los maestros del nuevo modelo educativo están orgullosos de ganarse su lugar por su propio mérito y no debérselo a nadie.

El cuarto eje del modelo es la equidad y la inclusión. Se trata de que todos los niños, niñas y jóvenes, sin distinción de género, origen o contexto, tengan acceso efectivo a una educación de calidad que les permita desarrollarse plenamente y ser felices.

Finalmente, en su quinto eje, el modelo establece los principios y mecanismos que permitirán una mejor colaboración de todos los actores que participan en la educación de los niños y jóvenes.

Lograr que todos los niños y jóvenes, sin distingo alguno, tengan una educación de calidad, que les ayude a cumplir sus metas, es tarea de todos. Por eso, en las últimas semanas hemos estado dando a conocer diversas estrategias que nos permiten, por un lado hacer sinergias con otras secretarías de Estado, y por el otro, garantizar que la educación sea integral.

Junto con la Secretaría de Cultura, presentamos en el mes de marzo “Cultura en tu escuela” con el objetivo de que todos los estudiantes aprecien y experimenten el arte y la cultura. Este esfuerzo busca fortalecer la educación artística con mejores contenidos, además de que abre nuevos espacios para que los niños, niñas y jóvenes disfruten de estas actividades más allá de la escuela, como parte de su vida cotidiana.

Por su parte, para que los estudiantes de educación básica y media superior adquieran hábitos saludables, mantengan un cuerpo sano y eviten conductas de riesgo, trabajamos con la Secretaría de Salud y el pasado 22 de mayo presentamos el programa “Salud en tu escuela”.

Llevar a la práctica esta nueva visión de la educación será un proceso largo y complejo, en el que todos tenemos un papel crucial que jugar. Ante los retos de nuestro tiempo y por una causa tan importante, tenemos que cerrar filas y trabajar juntos por nuestros niños y por México.

Lee También

Comentarios