Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Preguntas para enojados

Preguntas para enojados

Preguntas para enojados

Entre más escucho los argumentos en contra de la escultura “Sincretismo” más trabajo me cuesta entender la molestia. No porque no respete las creencias, al contrario, sino simple y llanamente para darle sentido a un debate que me parece que está fuera de lugar.

¿Por qué una imagen representada en una obra de arte puede ser ofensiva? Una representación artística es eso. A lo largo de la historia se han utilizado miles de veces iconografías fuera de su contexto sagrado. Artistas católicos han usado imágenes de dioses precolombinos, artistas judíos han usado el símbolo de la cruz, expresiones de arte popular han reproducido a la misma virgen en innumerables situaciones. ¿Por qué ésta en particular les causa escozor?

Si una imagen es omnipresente en este país es la virgen de Guadalupe. Algunos que dicen verla en todos lados y discuten nuevas apariciones: desde en el tronco de un árbol, en una piedra, el piso del metro o un mal lavado plato de un horno de microondas. Las supuestas apariciones se difunden en medios y redes y en algunos casos se convierten en centros de culto. La iglesia católica nunca las avala, por supuesto, pero tampoco las condena ¿Por qué esas evidentemente falsas devociones no les causa problema; por qué no ven en la escultura una representación más y sí una ofensa?

Supongo, y solo supongo, que el meollo del asunto está en la mezcla con elementos indígenas, particularmente los cráneos y las serpientes que acompañan la imagen de Coatlicue. Pero los cráneos no son ajenos a la cultura católica. En la catedral de Otranto, Italia, por ejemplo, el altar de la virgen del Niño está rodeada por 80 cráneos de verdad. Los de allá representa a los mártires; los de acá los leen como cultura de muerte ¿Por qué? Coatlicue es en la tradición indígena una diosa madre, dadora de vida. Nada tiene que ver con la muerte. ¿El problema está en la escultura o en los intérpretes?

Finalmente, nadie está tocando o atacando ni a la religión ni a la virgen de Guadalupe que, en la tradición católica, es la que está en la Basílica. Todas las demás, incluyendo la de Federalismo y las que todos tenemos en nuestras casas (confieso que en mi caso son varias y muy disímbolas) son representaciones, nada tienen que ver con el mito fundante ni con la imagen viva. ¿Qué no se supone que el catolicismo no es idólatra?

El que la escultura se haya hecho con dinero público no ofende ni a la religión, como pretenden algunos, ni al Estado laico, como pretenden otros. La Minerva es una representación de una diosa romana, y nadie se ofusca; el Quetzalcóatl de Plaza Tapatía es un dios precolombino, y nadie se cuestionó jamás a quién ofendía ni qué culto promovía. Porque es arte. Punto. Ni las creencias ni las instituciones tienen derechos; son las personas quienes tienen derecho a la creencia y a agruparse en instituciones. ¿Dónde está el mal uso de recursos públicos?

Lee También

Comentarios