Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

Patrimonio cultural intangible

Patrimonio cultural intangible

Patrimonio cultural intangible

La Unesco define el patrimonio oral e inmaterial como “el conjunto de creaciones basadas en la tradición de una comunidad cultural expresada por un grupo o por individuos y que reconocidamente responden a las expectativas de una comunidad en la medida en que reflejan su identidad cultural y social”.


La llevada de la Virgen de Guadalajara a Zapopan constituye efectivamente un ritual ancestral cuyo cortejo, que integra música, cantos, danzas y diversos rituales, expresa la tradición de una comunidad y refleja su identidad cultural y social. Se trata de una rica expresión colectiva que la comunidad regional ha construido y sostenido a lo largo de ya 282 años, de manera ininterrumpida, si bien la primera noticia documentada de una llevada de la Virgen data del año 1691.


La Unesco establece también la posibilidad de otorgar este reconocimiento por medio de un proceso “urgente”, cuando la tradición postulada enfrenta serios riesgos de perderse o de ser obstaculizada. En buena medida sería el caso de la llevada de la Virgen, toda vez que medidas del gobierno estatal han alterado seriamente el trayecto de la romería, generando un paso a desnivel justo a la entrada de Zapopan, mientras que el gobierno municipal de Guadalajara, al hablar de peatonalizar la avenida Alcalde, no está dando garantías de respetar el espacio amplio que el desarrollo de la romería ha siempre requerido.


Que el eje Alcalde-Avila Camacho se construyó efectivamente para el desarrollo de este antiguo y multitudinario ritual es asunto bastante sabido, pues la ruta anterior era ya insuficiente para esta gran festividad, y lo es aún más ahora, como ya se vio el pasado año, en que malas decisiones, apresuramientos absurdos, encajonamientos inevitables, ocurrencias fuera de lógica y cosas por el estilo afectaron la fluidez e incluso la participación de los asistentes, confirmando con toda evidencia el valor y la importancia que tiene el eje Alcalde-Ávila Camacho para esta celebración.


Al margen de cualquier otra intención, es evidente que las autoridades no siempre son conscientes de lo que significa un patrimonio cultural, cualquiera sea la forma en que éste se exprese; de hecho en los años recientes la administración pública ha oscilado entre el primitivismo tribal y los megaproyectos de última generación ajenos por completo a la conservación y cultivo de las identidades culturales, algo que precisamente la Unesco pretende evitar.


También ignoran estos tipos de gobierno, entre tantas otras cosas, el significado que la romería tiene para la sociedad, su valor trascendente, su capacidad para concatenar generaciones, para evocar los orígenes, su fuerza identitaria que afirma el sentido de la vida, compartiendo masivamente buenos propósitos, y desde luego, para proyectar y seguir creyendo en el futuro a pesar de las graves limitaciones del presente.


Ojalá pronto la Unesco se interese por este nuestro más célebre patrimonio cultural intangible, como lo hizo ya al declarar patrimonio de la humanidad las fiestas de San Francisco en Colombia, la fiesta de la Virgen de la Salud en Algemesí, España, las de la Santa Cruz en Etiopía, o la de los “parachicos” en la fiesta de San Sebastián de Chiapa de Corzo, por citar algunos.


armando.gon@univa.mx

 

Lee También

Comentarios