Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Octubre 2019
Ideas |

Para no extrañar a Obama

Por: Rubén Martín

Para no extrañar a Obama

Para no extrañar a Obama

El nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, es tan impresentable, que muchos empiezan a extrañar al ex presidente Barack Obama y lo contraponen como un modelo de liderazgo ilustrado, liberal, moderado e incluso pacifista. Incluso fue galardonado con el premio Nobel de la Paz en octubre de 2015, por “sus esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional”.

>

A simple vista, la comparación no podría ser más contrastante: Obama despertó en su campaña electoral un genuino ánimo de cambio y esperanza, bien reflejado en su propaganda política; Obama fue el primer presidente negro, es ilustrado; Trump es el primer presidente estadounidense salido directamente del mundo corporativo autoritario y machista.

>

Pero más allá de las formas personales de conducirse, ¿qué tan distinto es el legado de Obama con algunas políticas anunciadas por Trump y que han despertado la preocupación de medio mundo?
 
Una de las cuestiones centrales de Trump es su agresiva política migratoria, pero no está de más recordar que Obama es, por ahora, el presidente estadounidense que más personas ha expulsado de su país: casi tres millones de personas en sus ocho años de mandato. Esta faceta anti migratoria de Obama ha sido ya bastante comentada y difundida.

>

Pero un aspecto poco conocido, y menos cuestionado, es el aspecto guerrerista y Halcón de Obama. En oposición a la imagen del galardonado con el premio Nobel, algunos expertos han destacado que Obama es el presidente estadounidense que ha estado en guerra más tiempo que cualquier mandatario de la historia de ese país, según reveló Medea Benjamin en el diario británico The Guardian (7 enero 2017). Medea Benjamin. Obama llegó a la presidencia prometiendo sacar al ejército de Irak y Afganistán. Pero en cambio incremento de manera notable los ataques y guerras no declaradas en Libia,  Yemen, Somalia y Pakistán. Únicamente el año pasado el gobierno de Obama arrojó al menos 26,171 bombas mediante drones en media docena de naciones, en tanto que las fuerzas especiales de las ramas militares de Estados Unidos tuvieron operaciones en 70 por ciento de las naciones del mundo.

>

Para no comprometer a sus soldados en el terreno, Obama apostó de una manera radical por el uso de drones como instrumento para la supuesta guerra contra el terror. Y en ese esfuerzo, Obama autorizó diez veces más ataques con aviones no tripulados que lo que hizo George W. Bush en sus ocho años de gobierno.

>

Medea Benjamin dice que las guerras que Obama combatió tienen que ver poco con las guerras emprendidas por Estados Unidos tras el 11 de septiembre de 2001.

>

Una cuestión central en esta nueva forma de la guerra desplegada fue el replanteamiento de la llamada guerra contra el terrorismo, concretada en la creación de una “Matrix disposición” (revelada por el Washington Post en 2011) que reúne la información de todas las agencias de espionaje y, a partir de ella, se exponen objetivos a Obama para decidir las ejecuciones extrajudiciales de supuestos objetivos terroristas en distintas partes del mundo. Ahora, escribió Medea Benjamin, “La torcida arquitectura legal que Obama ha construido para justificar sus intervenciones, en especial las ejecuciones extrajudiciales sin restricciones geográficas, será ahora transferida a las manos erráticas de Donald Trump”. Esta es la faceta de Halcón poco conocida de Obama.

>

Lee También

Comentarios