Viernes, 14 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Otra desigualdad

Por: Lourdes Bueno

Otra desigualdad

Otra desigualdad

Y mientras los políticos siguen con sus declaraciones alejadas de la realidad y dejan salir al inconsciente, con frases como: “no me despierto por las mañanas pensando cómo joder al país...”,  a México, a pesar de todo, o quizá por ello, le siguen sumando desigualdades.

>

Esta vez, es la desigualdad creciente en todas las urbes del país, problema del que alerta la OCDE. Porque desde la perspectiva del estudio: Ciudades al servicio de todos: Datos y medidas para un crecimiento inclusivo, de esa organización, la planeación deficiente o, como el caso de México, muchas veces inexistente, las ciudades en lugar de ser generadoras de crecimiento y bienestar, se vuelven enormes trampas de desigualdad.

>

Porque el aumento de la desigualdad entre ricos y pobres, la baja calidad en los servicios para la población desfavorecida y los mercados laborales fragmentados pueden, desde la visión de Gurría, secretario general de la OCDE, perjudicar las oportunidades de los residentes urbanos para alcanzar su potencial y participar de manera positiva en la sociedad y, por tanto, estas condiciones generan segregación.

>

La migración del campo ha sido uno de los factores que han presionado la movilidad hacia las ciudades, dejando un crecimiento desordenado y excluyente. Un ejemplo de esto es en la Zona Metropolitana de Guadalajara con los recién construidos cotos y zonas residenciales a lo largo de la prolongación López Mateos, vivienda con permisos otorgados sin el previo estudio, menos propuestas de solución a los graves problemas de vialidad, transporte y suministro de agua. Otra muestra, ejemplo negativo y absurdo es la urbanización de Santa Fe. Viviendas de altísimo costo con todos los servicios, al lado de colonias sin casi ningún servicio; zonas de gran población sin las adecuadas y suficientes vialidades, mucho menos transporte público eficiente. Por lo que entrar o salir de la zona, tanto en la ZMG como en la Ciudad de México se vuelve un constante cuello de botella, además de la segregación, la marginación y la no integración presentes.  

>

De acuerdo con la OCDE en la actualidad el 50 por ciento de la población vive en zonas urbanas, para el año 2020 esta población será del 70 por ciento, luego los gobiernos deben actuar con la adecuada planeación antes de que la calidad de vida empeore y los problemas generados se vuelvan incontrolables.

>

Así, las recomendaciones de la OCDE pasan por mejorar la adjudicación de subvenciones a la vivienda para que el acceso a esta sea más equitativo. Y desde luego, eliminar toda posibilidad de seguir construyendo viviendas de 35 a 45 metros cuadrados, sin servicios, como es en la actualidad.  

>

Es por ello que el encuentro internacional Habitat III, pugnó por poner en marcha una nueva agenda urbana para generar un desarrollo sostenible en los próximos 20 años en América Latina, con especial llamado a México.

>

Y si bien México llegó a Habitat III con una nueva Política Nacional de Vivienda y la ley de Asentamientos Urbanos, lo hecho hasta este momento por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) bajo la dirección de Rosario Robles, resulta pobre, escenográfico y desorganizado.

>

Porque el tamaño del problema de la vivienda en las ciudades de México, no sólo para el futuro, sino para la actual convivencia social es para atenderlo con prontitud y eficacia, algo que hasta el día de hoy, a pesar de que los dirigentes no se levantan con ánimo de amolar más al país: no sucede.

>