Jueves, 13 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Natalia Uribe

Por: Maya Navarro de Lemus

Natalia Uribe

Natalia Uribe

Para encontrase en la vida, tuvo que iniciar un recorrido, una búsqueda sobre su propia identidad, de esto nos habla el día de hoy Natalia Uribe. Especialista en Biodescodificación y Bioneuroemoción, refiriéndose al arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, y asociarla al síntoma que padece, y confrontarla con el paradigma:

>

 ¿Qué es lo que te ha traído aquí?

>

“La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma”.  Bach.

>

¿Qué encontraste de ti?

>

“Yo solo sé de mí que soy, la hija de mis padres, la hermana de mis hermanos, la esposa de mi marido, la madre de mis hijos, la joven, la señora.  Definitivamente somos lo que pensamos, me doy cuenta que soy un cúmulo de ideas, emociones, sensaciones, juicios, y sobre todo de imaginaciones.

>

Para esto necesito darme cuenta de mi polaridad, distinguir entre fondo y forma, viendo ambas partes, reconocer mis distintos cerebros o mentes. Cada uno de mis sentidos tiene su propia mente  y diferentes formas de ver,  sentir,  expresarme,  escuchar, y  reducirlo todo a una queja, un lamento que no se interpretar, pero mi cuerpo lo expresa como pena y ese dolor que no sale en lágrimas, hace llorar otros órganos”.

>

¿Las enfermedades?

>

“Son síntomas de un problema cuyo origen está en las emociones reprimidas que necesitan ser comprendidas, reconocidas y clasificadas conscientemente. Es curioso que la mayoría de los achaques comiencen a aparecer después de los 35 años, cuando las personas empezamos a tener una variada trayectoria de incidentes emocionales en nuestras vidas; aunque cada vez más jóvenes se van viendo afectados, debido al estrés ocasionado por un futuro incierto.  Se entiende mucho mejor cuando se sabe que, como muchos investigadores médicos han determinado en los últimos años, la influencia de las emociones fuertes y negativas deja su huella en el organismo y, dichas emociones, se manifiestan a través de él. Lo que llamamos “achaques”, son dolores molestos y aleatorios, que nos hacen vivir incómodos o complican nuestra existencia con innumerables visitas al doctor, y no parecen tener una causa física definida”.

>

¿Y la ciencia?

>

“Cada vez más, la ciencia médica demuestra que cuerpo y mente interaccionan más de lo que se asumía hasta no hace muchos años. Poco a poco, se admite entre los profesionales de la salud que ciertos padecimientos y enfermedades pueden ser debidos, o verse influidos, por los procesos mentales, al igual que éstos sufre cambios cuando se padece una enfermedad física. Un fuerte trauma, el estrés y la depresión continua, provocan síntomas físicos que pueden confundirse con patologías orgánicas. El ser humano es un todo en el que cuerpo, mente y espíritu se intercambian información. Si una parte enferma, las demás lo expresarán a su modo. Más allá de lo que creemos la enfermedad es el resultado de nuestra forma de pensar o sentir y sobre todo de nuestra actitud frente a los eventos que modifican nuestra energía”.

>

¿Cómo modificar?

>

“Porque muchas veces no es lo que nos sucede en la vida, sino como nosotros reaccionamos a los sucesos. Nuestra forma de ver la vida es lo que determina como nos va, vemos una parte muy pequeña, la verdad queda oculta en el subconsciente. El que busca verdaderamente una solución a su enfermedad, tiene que ir a su interior para poder sanar, es un mensaje del alma, llego la hora de hacer cambios en nuestra vida”.

>

¿Es difícil modificar hábitos?

>

“La idea es sencilla: si comprendemos que lo que hay es lo que nosotros hemos hecho, tendremos el poder para cambiar lo que hay. ¿He proyectado mal una parte? Si me esfuerzo podré proyectarla mejor, porque yo soy el creador y, yo soy el proyectista y por lo tanto si he sido capaz de proyectarlo, aunque me haya equivocado antes, seré claramente capaz de re proyectarlo mejor. Pero si delego a otros el proyecto de mi vida, y por lo tanto les atribuyó la responsabilidad, no podré hacer nada”.

>

El primer paso, entonces es tomar la responsabilidad de mi vida, diciendo que la condición en la que me encuentro es exactamente la que he producido y tomar:

>

“La enfermedad como el camino que nos lleva  a la curación”. Natalia Uribe.

>