Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Los ganadores de la reforma laboral

La semana pasada causó polémica la última reforma a la Ley Federal del Trabajo. Algunos diputados de oposición afirmaron que se había aprobado que, cuando un trabajador se enferme por causas laborales, sólo se le pagará 50% y no 100% de su salario durante la incapacidad médica. También que sería el empresario quien determinaría junto con el Gobierno federal cuáles enfermedades serían susceptibles de pago.

La Secretaría del Trabajo y legisladores priistas y panistas negaron lo anterior. La presidenta de la Comisión del Trabajo de la Cámara, Georgina Zapata, acentuó que la reforma consiste en la actualización de la Tabla de enfermedades de trabajo y de valuación de las incapacidades permanentes, con base en el progreso de la medicina. Además, que se incorporan nuevos tratamientos porque desde hace 46 años no se actualiza el documento. Todo “a favor” del trabajador.

Son las dos partes enfrentadas. ¿A quién le cree?

El decreto se aprobó por mayoría en la Cámara Baja y pasó al Senado para su revisión, pero el riesgo para los derechohabientes es preocupante.

Los detractores de la reforma enlistan los siguientes atentados contra los derechos de los trabajadores:

Primero: El Gobierno federal, los empresarios y los sindicatos —afines al PRI— realizarían las principales modificaciones a la Tabla; es decir, ya no serían los legisladores. Incluso, el patrón tendría injerencia en determinar cuáles son las enfermedades y los porcentajes del subsidio en cada caso.

Segundo: Al modificar la Tabla se perderían los derechos ganados por los trabajadores, convirtiendo a las próximas modificaciones en una disposición totalmente administrativa.

Tercero: Las aseguradoras privadas que hoy administran de manera ilegal las pensiones, o el propio IMSS, harían sus propias tablas de enfermedades y de evaluación de incapacidades acorde a sus intereses.

Los oportunos

En noviembre de 2012 se publicó la reforma laboral de mayor calado desde su creación (1970): de mil 010 artículos se modificaron 400. El Diario Oficial de la Federación publicó en aquella fecha que, sobre el Artículo 513, la Secretaría del Trabajo, previa opinión de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, actualizaría la Tabla de enfermedades de trabajo y de evaluación de las incapacidades permanentes resultante de los riesgos laborales.

El Artículo 514 se modificó sustancialmente y derogó la Tabla: “Las tablas a que se refiere el artículo anterior serán revisadas cada vez que se considere necesario y conveniente para el país, cuando existan estudios e investigaciones que lo justifiquen. En todo caso, la Secretaría del Trabajo y la Comisión Consultiva deberán tomar en cuenta el progreso y los avances de la medicina del trabajo y, para tal efecto, podrán auxiliarse de los técnicos y médicos especialistas que para ello se requiera, informando al Poder Legislativo”.

El Artículo Cuarto Transitorio ordenaba que la Secretaría debía expedir la Tabla en un término de seis meses; es decir, para mayo de 2013. Nunca ocurrió.

Hoy, las preguntas son oportunas: ¿Por qué cinco años después se revive el ordenamiento? ¿Quién se beneficia con la actualización: el IMSS, el patrón o el trabajador?

Le aseguro que el derechohabiente es el menos beneficiado. El Gobierno y el empresariado nunca pierden.

La aprobación

Lo que aprobaron la mayoría de los diputados la semana pasada fue la reforma de los Artículos 513, 514 y 515, además se adicionó el Artículo 515 Bis de la Ley Federal del Trabajo, en los términos siguientes:

Artículo 513. La Secretaría del Trabajo, previa aprobación del proyecto respectivo por parte de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, actualizará la Tabla de enfermedades de trabajo y de valuación de las incapacidades permanentes resultante de los riesgos de trabajo.

Artículo 515. La Secretaría realizará las investigaciones y estudios necesarios, conforme al progreso de la medicina del trabajo, a fin de actualizar la Tabla.

Artículo 515 Bis. Para efectos de los Artículos 513 y 514, el Reglamento federal en materia de seguridad y salud en el trabajo, establecerá los aspectos y tipo de información que deberán contener la Tabla.

Artículo Segundo Transitorio: Una vez agotado el procedimiento al que se refieren los Artículos 514 y 515, el titular de la Secretaría deberá expedir la Tabla en un término de seis meses, contados a partir de la entrada en vigor del decreto.

Conclusiones

El atentado contra los derechos de los trabajadores es real. La Comisión Consultiva Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo puede influir en las modificaciones a la Tabla y, por supuesto, existe un amplio margen para que los patrones se vean respaldados por los corruptos sindicatos. Podrán ejercer la suficiente presión a la Secretaría del Trabajo para hacer un “traje a la medida” que les reduzca los impactos económicos millonarios y los huecos que les dejan las enfermedades o incapacidades laborales en sus operaciones diarias.

Le recuerdo que esta Comisión es representada por organizaciones de trabajadores, pero están opacados por la fuerza empresarial de la Confederación de Cámaras Industriales, la Confederación Patronal Mexicana, la Cámara Nacional de la Industria de Transformación y la Cámara Minera, entre otras. ¿Le quedan dudas de quién ganará y quién perderá?

En síntesis, la Tabla contiene la parte, el aparato o el sistema del cuerpo afectado; la secuela del accidente o enfermedad de trabajo, y el porcentaje de incapacidad que resulte aplicable por cada tipo de padecimiento. Con ese contexto, la cereza del pastel es que el 30 de agosto de 2016, luego de 46 años sin cambios, la misma Comisión Consultiva se adelantó y aprobó la actualización de la Tabla (ver nota en http://bit.ly/2loelWJ). Así están presionando los trabajos en el Congreso de la Unión para “incorporar más” padecimientos laborales que supuestamente benefician al trabajador. Por ejemplo, la Tabla enmarca 161 enfermedades, pero la propuesta de empleadores y sindicatos es incorporar otros 24 para sumar 185.

Aunque en el análisis de los cambios en los padecimientos hay una alerta: el grupo de enfermedad que registró un mayor aumento fue el cáncer de origen laboral, que pasó de cuatro padecimientos a 23 de diferentes tipos; los males infecciosos y parasitarios también tuvieron aumento de 21 a 40. Sin embargo, el principal grupo que tuvo un descenso registrado es el de enfermedades del sistema respiratorio, al pasar de 50 tipos a 16.

Aquí se evidencia que pretenden eliminar padecimientos “simples” que ya no ameritan una incapacidad. Es en donde la población debe estar atenta porque desaparecerán estas enfermedades de la Tabla o, cuando menos, reducirán los porcentajes del pago de las incapacidades. En otras palabras, se podrían perder derechos ganados. ¿Quién es el principal ganador en este punto? El patrón y el Gobierno, por supuesto.

Los números

Con base en los certificados de incapacidad tramitados ante el IMSS, en términos generales pasaron de 5’189,053 en el año 2000 a 6’047,323 en 2015 (último reporte). Esto provocó 53’763,012 días subsidiados por el IMSS y el patrón en la anualidad 2000, pero pasaron a 62’930,386 en 2015. Esto significó un importe que aumentó de los 5,103 millones a los 13,415 millones de pesos. Todo a cuenta del Gobierno y el patrón.

Por otra parte, en el desglose de las enfermedades por riesgo de trabajo, que es donde más pierden los patrones, los incrementos se remarcan más en el comparativo y, en 15 años, se dispararon. Tan sólo este importe del subsidio creció tres veces y pasó de 1,180 millones a 3,144 millones de pesos. Por eso existe la presión de los empresarios para modificar la Tabla y reducir sus pérdidas económicas; en otras palabras, aunque existan algunos beneficios para los trabajadores con la actualización de la Tabla, es evidente que los empleadores quieren perder menos dinero y espacios en sus operaciones. ¿Alguna duda de quién pierde y quién gana?

Seguro de riesgos de trabajo    
  2000 2015
Certificados de incapacidad    1’107,599   1’985,992 
Días subsidiados 9’109,674 13’881,763
Importe de los subsidios (pesos) 1,180’362,261 3,144’463,380

 

Los escenarios

Lo que sigue es que el Senado apruebe el decreto. Luego se publicará en el Diario Oficial de la Federación y la Secretaría del Trabajo tendría seis meses para publicar la nueva Tabla; es decir, en el segundo semestre de 2017.

Es el plazo que tiene la población y las organizaciones civiles para vigilar y exigir que no se transgredan los derechos ganados de los trabajadores y que, como lo “justifican” la mayoría de legisladores, el ordenamiento derive en más beneficios que afectaciones.

El documento final debe ser claro y preciso, pero urge una comisión externa a la Secretaría del Trabajo y la Comisión Consultiva que defienda a los trabajadores.

De consumarse otro robo a la población (hoy los principales afectados serían 18’699,916 trabajadores afiliados al IMSS, sin contar a sus familias), existe la alternativa de exigir a Enrique Peña Nieto que vete la reforma o presente una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿A quién apoyará el presidente? A su consideración. El Gobierno federal y el PRI impulsan el decreto a favor de sus intereses.

Lee También

Comentarios