Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Lo bueno cuenta

Lo bueno cuenta

Lo bueno cuenta

No se puede negar, en este sexenio hay una buena noticia: la pobreza extrema ha bajado en el país. Pero tampoco se puede negar que se produjeron tres malas noticias y un preocupante colofón: la población en situación de pobreza ‘moderada’ ha subido de 53 a 55 millones; la clase media está más tensada que nunca; y la diferencia entre los ingresos más bajos y los más altos, sigue aumentando: de 91 pesos diarios los ingresos de pobreza, a los más altos, declarados, porque quienes ganan muy bien no suelen decir el monto, de 1,891 pesos diarios, y la diferencia puede ser mayor.

Los datos de Coneval son muy claros, -a pesar del trucado cambio en la forma de medición, que ha requerido una “fórmula técnica” para poder comparar los datos anteriores con los de este sexenio-, el ingreso promedio de los mexicanos no ha mejorado entre 1992 y 2016. Y las políticas públicas sociales se priorizan por sus efectos políticos, es decir, son gastos electoreros. Así, la pobreza ‘moderada’ creció en todo el país, y la pobreza extrema aunque bajó en algunos estados, subió en Tabasco y en la Ciudad de México. Luego el trabajo hecho por este gabinete no permea en la mejora del nivel de vida de los mexicanos de a pie...

Pero estas malas noticias tienen un colofón peor aún: el INE, para su ‘gasto corriente’ y las próximas elecciones, está demandando 25 mil millones de pesos. Una cantidad exorbitante para costear la próxima parafernalia electoral, en un país con tantas carencias y desigualdades. Un gasto excesivo que se le quita a programas para aminorar la pobreza y potenciar el desarrollo incluyente. Dilapidación que se hará con dinero de todos los mexicanos, especialmente los de recursos bajos y medios; esas personas a quienes de su cheque se les descuenta directamente el pago de impuestos. Es decir, a quienes el esquema tributario no les ofrece ninguna posibilidad de descontar de sus impuestos, médicos, ni medicinas, mucho menos ropa; lo que si sucede con contribuyentes no cautivos, ellos pueden acogerse a la deducción de impuestos de médicos, medicamentos, ropa, quedando en un mínimo su pago fiscal. Lo que revela otra forma de inequidad que opera contra un
amplio grupo poblacional que hoy trata de sobrevivir. Y a esto se suma lo que el secretario ejecutivo de Coneval llamó un “foco rojo”: la creciente inflación.

Y en este empobrecido y tensado contexto, los secretarios de Hacienda y Relaciones Exteriores dedican tiempo, esfuerzo y recursos, muchos, al autoelogio, aplauso mutuo, regodeo de vanidad, mostrando el inconsciente diría Freud, y realizan un acto ‘solemne’ para intercambiar retratos de: ellos mismos.

Si, amable lector, leyó usted bien: un gran evento para ‘regalarse’, con dinero de usted y de todos los mexicanos, caros y favorecedores retratos de sus personas, para que ‘el pueblo’ no olvide que estuvieron donde estuvieron...como si eso fuera posible.

Y aunque el Banco de México ha dicho que el crecimiento del país mejorará en 2018, el problema sigue igual pues el reparto de esa ‘riqueza’ sigue siendo inequitativa debido principalmente a mecanismos fiscales de privilegios, y a las malas políticas sociales de este sexenio que dirigen sus recursos a programas electoreros.

Así, lo bueno cuenta, y cuenta mucho, pero lo negativo lo sobrepasa en más, porque el objetivo final de un buen gobierno es la mejora del bienestar socio-económico y de seguridad de su población, toda, y eso: no se hizo.

Lee También

Comentarios