Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 22 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Límite de tolerancia

Por Aurelio López

La relación entre la armadora japonesa Honda y la escudería británica McLaren, parecer ser que ha llegado al punto de no retorno y me pregunto si el abandono de Fernando Alonso durante el Gran Premio de Canadá, donde de haber completado la distancia, seguramente el español viajaría a Europa con algunos puntos a su nombre.

El tema no es nuevo. Mucho se ha especulado sobre el futuro de la sociedad y de la posible partida a otro equipo de su piloto estrella, pero ahora que el accionista Mansour Ojjeh discutió ampliamente con el director general de Mercedes en Montreal, se vuelven más reales las probabilidades de una nueva etapa de McLaren-Mercedes que a finales de la década de los noventa rindió tantos frutos.

Cuando se anunció el regreso de Honda a la Fórmula Uno con McLaren, el contrato resolvía un poco el problema financiero que venían enfrentando los oriundos de Woking y ahora el abandonar el compromiso significaría un costo aproximado de 78 millones de dólares.

Estoy seguro que con una buena propuesta y una planta motor competitiva, los socios actuales encontrarán el recurso, tanto entre ellos mismos así como con patrocinadores, el valor en el mercado de Fernando Alonso.  Con posibilidades de luchar por el campeonato seria atractivo para un sinfín de compañías interesadas en la proyección global de la plataforma, por lo que no veo tan dramático la separación para la escudería, pero si desastroso para el esfuerzo nipón.

Honda ha invertido enorme cantidad de dinero así como capital de marca en su regreso y el perder a McLaren los dejaría sin representación dentro del serial. Las opciones para Honda son limitadas por dos razones: los equipos competitivos ya tienen compromisos a largo plazo con alguna armadora y aquellos que podrían buscar una alianza con los japoneses carecen de los recursos necesarios para demostrar alguna mejoría en la velocidad y fiabilidad de sus motores.

Creo que Honda necesita desesperadamente encontrar algún proveedor actual que desempeñe una especie de consultoría para reducir la distancia entre sus competidores, pero dicho movimiento tendría que estar autorizado por la nueva administración así como por el resto de los equipos en la parrilla.

Podría ser prematura mi predicción, pero veo muy complicado el futuro para la armadora del país del Sol naciente y su fracaso podría ser el pretexto ideal para algunas marcas, que han insinuado su interés en la categoría, abandonar el esfuerzo.

Comentarios @desdepista

Lee También

Comentarios