Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Las marchas

Las marchas

Las marchas

Contrario a la opinión de mucha gente, y seguramente de muchos lectores, soy un férreo defensor de las marchas. No es que me guste toparme con ellas cuando voy en la calle, ni que no me moleste que me tomen por sorpresa y me impidan llegar a tiempo a mi destino. Me repatean los “marchistas profesionales” que han hecho del derecho a la manifestación un negocio propio, pero, con todo, creo que uno de los signos de sanidad de una sociedad se muestra en la capacidad, y libertad, que tienen sus ciudadanos para tomar la calle.

Un joven que deja su comodidad para salir a la calle a decir lo que piensa y a expresar con lo que está o no está de acuerdo, es un ciudadano que está contribuyendo a la democracia. Cualquiera de los jóvenes y los no tan jóvenes que han salido en estos días a protestar por el gasolinazo me merecen mucho más respeto que los que incendian las redes sociales con sentencias fáciles o ideas pueriles. Los primeros construyen ciudadanía y, ganen o no esta batalla, habrán movido centímetros o milímetros la relación de poder entre ciudadanos y gobernantes; los segundos, salvo contadas excepciones, habrán sólo descargado su conciencia y su ira en el vacío del ciberespacio.

Fue un error del Gobierno del Estado y de la Fiscalía criminalizar a los actores de las marchas y tratar de vincularlas a un partido, en este caso a MC. No sé, y no es importante, si entre los que marcharon había militantes de los partidos, incluido el PRI; militar no le quita a nadie sus derechos civiles. Sí sé, por el contrario, que, a una diputada de MC, “Nachis”, que quiso pasarse de lista al aprovechar una marcha para hacerse publicidad la corrieron a gritos y chiflidos. Si alguna evidencia hay de que las marchas no tienen partidos detrás de ellas es lo espontáneo, lo desorganizado, lo plural y lo dispersas que han sido: hay marchas y protestas todos los días, a todas horas y en todo el país; eso no se veía desde hace años.

Si el Gobierno decide echar marcha atrás al gasolinazo, vía la reducción del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) —que se ve francamente difícil— será porque en las próximas 48 horas las protestas en todo el país prenden los focos de alerta de la gobernabilidad, no porque los diputados de oposición (que están haciendo su chamba) o los empresarios (que hacen la suya) alcen la voz.

Las marchas, que ojalá se mantengan pacíficas e independientes, y que afecten los menos posible las actividades de los ciudadanos comunes, son las que están enviando el mensaje a los tomadores de decisiones de este país.

Lee También

Comentarios