Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

La tercera guerra mundial…

Por: El Informador

Por:  Jorge Camil (Analista político)

Hace 10 años, en vísperas de la primera guerra de Iraq, aquella que buscaba “armas de destrucción masiva” que nunca aparecieron, publiqué un artículo con este mismo título (La Jornada 28/II/03). Me preocupaba entonces el desprecio de George W. Bush hacia los organismos internacionales. Con el dedo en el gatillo dejó claro que no necesitaba el consenso de la comunidad internacional. Pedía, casi nada, una patente de corso para atacar Iraq.

Aún no se le llama por su nombre, ni se le reconoce como tal, pero desde 2003 vivimos la tercera guerra mundial. Politólogos, periodistas y diplomáticos (y ahora el Papa) hablan de ella. Larry Gatlin, un famoso cantautor de country increpó a Obama en carta abierta titulada “¡La III Guerra Mundial está aquí!” Pretendía sacarlo de su indolencia.

Podríamos referirnos al fenómeno con el elegante título de “Choque de civilizaciones”, parafraseando el visionario ensayo de Samuel P. Huntington, publicado hace 20 años en Foreign Affairs. Nadie hablaba entonces de ISIS. El ogro apocalíptico era Al Qaeda, el antecesor que pronto mostró su peligrosidad con atentados a las embajadas americanas en África, y con el más atrevido acto terrorista de todos los tiempos: el ataque a las Torres Gemelas.

A quienes hayan estudiado guerras tradicionales la mención de una “tercera guerra mundial” en las circunstancias de hoy les parecerá descabellado. Y si comparan los acontecimientos actuales con la II Guerra Mundial, concluirán que los verdugos de ISIS están lejos de las disciplinadas tropas del III Reich, marchando arrogantes a paso de ganso por el corazón de un París humillado.

Los críticos advertirán la ausencia de figuras históricas que se han agigantado con los años: De Gaulle, Churchill, Roosevelt, Stalin. Los señores Putin y Obama son remedos lejanos. Pero son los líderes a quienes la humanidad parece haber confiado la tercera guerra mundial. Ellos, junto con Aymán al-Zawahiri, el médico egipcio que sustituyó a Osama Bin Laden como líder de Al Qaeda, y Abu Bakr al Baghdadi, quien dirigió Al Qaeda en Iraq en vida de Osama, son quienes deciden. Formaron ISIS (Islamic State of Irak and Syria): Estado islámico de Iraq y Siria. No espere declaraciones formales de guerra. Ya no se acostumbran…

La carta abierta de Gatlin pretende sacudir a Obama; hacerlo consciente de que la tercera guerra mundial ya está tocando a su puerta. Se disculpa por interrumpir su juego de golf en medio de un verano que promete más decapitaciones. Gatlin pretende inspirar a Obama con párrafos de Franklin D. Roosevelt, y le exige que declare una guerra sin cuartel a los enemigos de Estados Unidos.

Después de Pearl Harbor, concluye Gatlin, Estados Unidos, “desenfundó y echó a andar la más devastadora maquinaria de guerra conocida hasta entonces”. ¿Y qué cree señor presidente?, le pregunta a Obama como despedida: “ganaron los buenos”. Ganaron porque el presidente Roosevelt “tuvo los cojones (así, en español) de apretar el gatillo…”.

Y luego viene el Papa con el tema, en una misa en el monumento de Redipuglia, donde descansan 100 mil soldados italianos de la primera guerra, (algunos Bergoglio, que pudieran estar emparentados con él). El Pontífice mencionó que los crímenes y masacres de hoy pudieran indicar que estamos en una tercera guerra mundial disputada por episodios aislados.

En 2003 cerré mi artículo con una desalentadora frase de Platón: “Sólo los muertos han visto el fin de las guerras…”.

Lee También

Comentarios