Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

La ley no es 'la ley'

La ley no es 'la ley'

La ley no es 'la ley'

A propósito de la conocida sentencia “la ley es la ley”, tenemos que decir que para que eso fuera verdad se requeriría que la ley expresara con toda evidencia el sentir de por lo menos la mayoría de los ciudadanos de un país.

No siempre es así. Por el contrario, en México la gente se topa todos los días con un sinfín de leyes que fueron creadas sin su conocimiento y sin su consentimiento y que luego se esgrimen precisamente para justificar todo tipo de agresiones y atropellos a los derechos mismos de la comunidad y al bien de la nación.

Hechas las leyes por mano de los que esperan beneficiarse de ellas a costa de los demás, las esgrimen como si fueran absolutas, es decir, inmodificables, omnipotentes, irreversibles, “así lo marca la ley y basta”. Pero en caso de que un ciudadano o todo un sector de la sociedad se querellen contra tal o cual norma, el remedio es acudir a la Suprema Corte que a su vez echará mano de cuanto recurso leguleyo disponga para sentenciar invariablemente en contra de la sociedad y a favor de la “ley”, que se supone intocable.

Ahora mismo está en manos de la Suprema Corte la iniciativa de un diputado independiente bajo el título “sin voto no hay dinero” que busca poner fin al dispendio que se hace en favor de los partidos. Ya desde cuando se echaron a vuelo las campanas porque nuestro “deshache” congreso aprobó la iniciativa, se dijo en este mismo espacio que antes de lo que se imaginaban alguien presentaría una controversia ante la Suprema, y esa controversia iría en la línea de apelar a sabrá Dios qué ley para echar abajo la propuesta. El chico malo fue el partido verde, que por lo demás siempre ha sido de lo menos presentable que tenemos en México a propósito de partidos; claro que no hay leyes que nos prevengan contra ese tipo de institutos políticos familiares que se enriquecen poniéndose a las órdenes del mejor postor, jugando deshonestamente su condición de minoría prostituible.

Pero eso es sólo un ejemplo entre cientos. Cuando se habló de que los altos funcionarios se bajaran en sueldo como medida de solidaridad con la crisis del gasolinazo y la devaluación, de inmediato legisladores, alcaldes y demás funcionarios se escudaron como “niños héroes” en la “legalidad” para no hacerlo. Es que la ley lo prohíbe ¿cómo ve? Pues entonces que se modifiquen todas esas leyes que a lo que vemos solamente sirven como solapa para cobijar el dispendio permanente y creciente de la casta política.

Se puede, es legal que la ciudadanía se organice y eleve una demanda de reforma de cuanta ley en México se esté usando para proteger privilegios, fueros, salarios deshonestos, crecimiento permanente de las nóminas, partidas presupuestarias para la basura electoral, etc. A ver entonces con qué salen los jueces de la Suprema Corte, a los que habría que comprender, ¿quién ganando más de seiscientos mil pesos mensuales va a hacer jurisprudencia en contra de quienes los pusieron en el cargo?

 

armando.gon@univa.mx

 

Lee También

Comentarios