Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Diciembre 2017

Ideas

Ideas |

La influencia de las lombrices

La lombricultura ha puesto de moda en nuestro medio agrícola en los últimos 15 años; se sepa o no se sepa el proceso de cultivo, este factor de suelos se ha convertido también en un empírico negocio. Las instalaciones que hemos visitado, la verdad es que dejan mucho que desear en el procedimiento industrial.

Para hacer historia hemos de mencionar que hace unos 60 años experimentos realizados por el micro biólogo Wollny indicaron que las lombrices tenían un efecto favorable sobre la productividad del suelo. Estudios posteriores han confirmado estos resultados, en la materia orgánica, capacidad de cambio catiónico y del fosforo y potasio asimilables, que son aumentados a través de la actividad de las lombrices de tierra.

Otros efectos.- las lombrices también son importantes en otros aspectos. Los agujeros dejados en el suelo sirven para aumentar la aireación y el drenaje, que son consideraciones importantes en el desarrollo del suelo. Además, los gusanos llevan a cabo un notable transporte desde las capas inferiores a la superficie. También mezclan y granulan el suelo por arrastre en sus minas de cantidades de materia orgánica no descompuesta, como hojas y hierba, que utilizan como alimento. En algunos casos, la acumulación es sorprendentemente grande. En los suelos no cultivados, es más importante que en la tierra arada, donde la materia orgánica es revuelta casi siempre en cantidad.

Sin ninguna duda, las lombrices aumentan definitivamente tanto el tamaño como la estabilidad de los agregados del suelo, especialmente en los suelos vírgenes.

Hablemos de los factores que afectan al número de lombrices. Las lombrices pues prefieren sitios húmedos, esto debe tomarse muy en cuenta ya que la constante de humedad propicia tal dinámica. No hay que abandonar el concepto de calendario de riego. Así mismo las lombrices, se hallan en su mayor parte en los suelos densos donde la capacidad de humedad es alta, más que en los arenosos, sobre todo de naturaleza árida. Estos importantes animales del suelo necesitan materia orgánica y medran mejor en tierras donde abunda este constituyente. El criterio de agregar materia orgánica al suelo en cantidad de 3 a 7 kilos por metro cuadrado mucho beneficiara pues la presencia de las lombrices; estas no dan la eficacia esperada a menos que el agricultor, repetimos, se preocupe por aportar en equilibrio materia orgánica, lombrices y humedad. Parece también que la nutrición de algunas lombrices de tierra depende de ciertas glándulas secretoras de calcio. Acaso por esto no se hallan abundantes en suelos pobres en calcio reemplazable. Hay, sin embargo, algunas excepciones a esto. Es un fenómeno muy sorprendente observar como súbitamente la población de lombrices, a veces, cambia de vigor, de número y aun de especies, en muy cortos plazos y distancias, de acuerdo con el p H y otras condiciones del suelo.

El agricultor moderno puede tener presente todos estos conceptos para salir adelante en la rentabilidad de su inversión, de no ser así se estarán haciendo las cosas a medias y la cosecha, cualquiera que sea será limitada, y con falta de calidad.

El número de lombrices está afectado grandemente por la aplicación de estiércol. Considerando su dependencia de la materia orgánica y su relación con los niveles de fertilidad podemos examinar esta influencia. Se han hecho cálculos por especialistas de nivel mundial en los que se consideran 32 mil por hectárea en un terreno que no recibe estiércol y hasta dos millones doscientos cuarenta mil por hectárea de tierra donde se aplica estiércol en cantidades suficientes.

Así que utilizando estos datos y suponiendo que cada lombriz tenga un peso, en promedio de medio gramo, el peso vital de estos animales alcanzara aproximadamente desde los 17 kilos por hectárea, en el primer caso, hasta 1,232 kilos en el otro. Estas cifras son pues meramente aproximadas, pero bien nos indican lo que puede esperarse, en términos generales, del peso de la población de lombrices en los suelos arables.

El autor es productor asesor-consultor

Correo ing.sierra@yahoo.com.mx

Lee También

Comentarios