Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 15 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

La ignominiosa incongruencia…

Por: Francisco Baruqui

En un patronato se puede creer; se puede confiar por la gente que lo integra y, fundamental, por el resultado que su gestión, a favor o en contra tenga o…

Guadalajara merece que su imagen esté acorde a sus cualidades urbanas. Y esto, por la actitud cavernícola, indolente, mediocre e inoperante de autoridades que simple y llanamente no han estado; no están, y, aunque tengo mis reservas, deseo que puedan llegar a estar para confiar, a la altura de su categoría.

La buena diligencia de Enrique Ramos Flores, presidente actual del Patronato del Centro Histórico guadalajarense, enfrenta la anclada y anquilosada actitud de esa burocracia que sin criterio se empecina en la ruina de fincas que contaminan, que no funcionan para lo que fueron hechas. Veraces sus declaraciones, sobre construcciones caídas que son intocables advirtiendo que, o cambian el criterio de intocabilidad o se van a derrumbar o  derrumbadas ya están, padeciéndose el desmoronamiento total del Histórico Centro.

Pésima imagen, que sí, cuando hay decenas en peligro de derrumbe y no pueden arreglarse por falta de recursos y por la normatividad obsoleta de que se reconstruyan al diseño original cuando no tienen ya fundamento de operabilidad.  Así…

Así, hay propiedades sin construcción ya a las que se les impide ser destinadas a otras funciones. Fincas ruinosas con advertidores letreros: “Finca protegida por el INAH, no estacionarse por peligro de derrumbe…” Las hay sin valor histórico que apuntalan tan solo un muro, resto único, cuando no tienen nada de construcción ya, impedidas de ser utilizadas a funciones sean de habitabilidad o de uso comercial en una zona casi muerta que se pretende revivir. La normativa de que se reedifiquen al modelo inicial, —inoperante en el hoy—, hace que para los propietarios sea absolutamente inviable cuando pudiesen tener aplicación a otros giros de servicios.

Lo cierto es que resulta provocador el COMPLICAR y no SIMPLIFICAR, cuando la gravedad del problema es que no se puede ni se debe atentar contra la propiedad privada, toda vez que ni el Ayuntamiento ni el Gobierno destinan fondos para invertir en propiedades de terceros e, importantísimo, se aprecia la justificable y justificada actitud de vecinos que padecen el convivir con ratas, plagas, humedad y vandalismo acabando las ruinas como refugio de viciosos y mal vivientes.

Indispensable el inventario realizado por el Patronato para conocer la realidad. Aplicar buen criterio para determinar cuáles son recuperables y cuáles no, y en una perspectiva práctica, permitir a propietarios desarrollar proyectos posibles para la recuperación de la zona, insisto y repito, simplificando que no complicando porque…
 

Y…  PENSÁNDOLO BIEN.

Y…  PENSÁNDOLO BIEN, Guadalajara merece el mejoramiento que los tiempos obligan y… Y que entiendan las autoridades competentes de las dependencias involucradas, que no sean INCONGRUENTES, entendiéndose por esto la falta de acuerdo; relación de una cosa con otra en hecho ilógico y contradictorio, derivando en la IGNOMINIA, que es el estado de instituciones y personas que por sus acciones o conductas de ineptitud y desvergüenza han perdido el respeto de los demás.

Es pues…  Es pues LA IGNOMINIOSA INCONGRUENCIA…
 

Lee También

Comentarios