Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Jerarquización gubernamental

Jerarquización gubernamental

Jerarquización gubernamental

En los espacios laborales hay una máxima: la importancia de cualquier proyecto se ve en el presupuesto, lo que descubre a qué le apuesta la organización. Es ci erto. Así, baste ver el presupuesto gubernamental para conocer cuáles son los objetivos prioritarios del sexenio, cuál su interés fundamental, y cuáles los medios y las metas buscadas.  

Y cuál es el desinterés sexenal, que se ve en las áreas de mayor recorte presupuestal, las que evidentemente para este Estado tienen menor importancia: educación, con todo y modelo educativo; salud, a pesar de la precariedad de la población; infraestructura; investigación, y medio ambiente, como si México ya fuera del primer mundo y sus habitantes los más atendidos.

La educación tiene el mayor recorte, 37 mil 282 millones de pesos menos que el año anterior.  Salud, que en 2016 tuvo 302,986 millones de pesos, este año sólo tendrá 265 mil 704.  Y para el medio ambiente 35% menos.

En cambio, en el mismo presupuesto, el gobierno del país, de acuerdo con el informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), ha aumentado 180% el gasto en armamento, lo que representa el valor junto entre 2012 y 2016. Esto pone a México como el segundo país de mayores importaciones de armas de Latinoamérica, solo detrás de Venezuela. Siendo Estados Unidos el que suministra el 56% de las importaciones.  ¡Chulada!

Entonces es claro dónde está el interés nacional: en armarse. Luego las preguntas se suceden, ¿será que la ceguera de este sexenio se está pareciendo a la del sexenio anterior y se pretende combatir al crimen organizado sólo con armas? ¿qué pasó con las muchas críticas a Felipe Calderón por su mono visión de un problema que, de acuerdo con todos los expertos, tiene múltiples dimensiones que deben ser atendidas?  Y  la joya de la corona de cualquier democracia: ¿dónde está la atención al bienestar de la población en el presupuesto?  

No está. Tampoco están las estrategias sociales que podrían desembocar en menos delitos... Y esto es grave, pues aún portavoces gubernamentales reconocen que las cárceles, especialmente las de alta seguridad, están sobresaturadas y a veces, muchas, en manos del propio crimen. Una guerra continuada que tiene a México dentro de los 25 países con más violencia del mundo.

Respecto a la salud de los mexicanos, por la reducción presupuestal, aún en la salud institucional se encuentran trampas mortales: falta de medicamentos, ropa del personal y hospitalaria sucia lo que ya ha provocado muertes por septicemia, y claro, escases de personal preparado. La Cofepris reveló anomalías en 124 establecimientos hospitalarios del IMSS. Ineficiencias que se encuentran en 77 recomendaciones que la CNDH hizo al Seguro Social. Y las demás instituciones de salud pública, están peor.

Así, la imagen que estos recortes descubren es la de un edificio que tiene los cimientos socavados, el primer piso minado y al que se le agregan recubrimientos de lujo... un edificio protegido a punta de armamento.

Y al paso que se va, invirtiendo más en armas y descuidando la educación, la salud, la infraestructura, la generación de empleo, las cárceles no alcanzarán para los arrinconados sociales a quienes hoy les falta todo menos la invitación del crimen organizado.

Pero a pesar del gasto en armamento, o quizá por ello,  el número de asesinatos ha subido a niveles de 2011, el peor año de Felipe Calderón. Y hoy se tienen más muertos, más armamento, pero del bienestar de la población: nada.

Lee También

Comentarios