Martes, 22 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Guadalajara en busca de desarrolladores inteligentes

Por: Juan Palomar

Guadalajara en busca de desarrolladores inteligentes

Guadalajara en busca de desarrolladores inteligentes

Es una dramática necesidad urbana, en la que existe una gran oportunidad para quien sepa verla. La de reconstruir la habitabilidad de la zona central de la ciudad. Pero es necesario entender el problema: su naturaleza, sus retos, sus ventajas. Entender es inteligir: tener y ejercer la inteligencia, la comprensión activa de una situación, de un problema. Es algo que los desarrolladores inmobiliarios, siempre en alianza con las autoridades municipales, deberían de tener y ejercitar.

>

No necesitan ser empresas poderosas. Ni realizar “desarrollos masivos”. Lo que se requiere es abordar la renovación de la ciudad de una manera nueva. Enfocando la intervención no solamente como una acción de edificación en un predio aislado y lejano, sino como una operación que involucra varias fincas y el contexto específico en donde se ubican. De allí lo indispensable de la participación activa y coordinada del Ayuntamiento.

>

El tejido consolidado de las áreas céntricas guarda muy numerosas oportunidades de este género: entornos concretos en los que existen tres, cuatro o más fincas o predios susceptibles a su redesarrollo con el objetivo de ofrecer viviendas adecuadas y accesibles, combinadas con pequeños locales para usos comerciales y de servicios. El nuevo enfoque consiste en realizar puntuales pero muy significativas acciones urbanas que aseguren una radical mejoría del contexto en donde las fincas seleccionadas se ubiquen, colaborando con los vecinos: renovación y ampliación de banquetas, ordenamiento vial, arbolado general, adecuación de la imagen urbana, posible creación de pequeños espacios públicos como estancias y rinconadas, etcétera.

>

Con un contexto mejorado de esta manera la inserción de las acciones específicas en las fincas concernidas toma otra dimensión, mucho más atractiva y rentable. Algunas de esas construcciones podrán ser acondicionadas para albergar varias viviendas, podrá haber otros predios en donde se pueda hacer construcción nueva con los mismos fines. El resultado, además de ser un buen negocio para los desarrolladores, redundará en la consecución de mejores vecindarios con una ventajosa oferta de vivienda.

>

Una vez realizado un “desarrollo piloto” como el que se esboza, el mismo método se puede aplicar en decenas y decenas de entornos similares. Todos ganan: la ciudad se revivifica y densifica ordenadamente, los vecindarios se benefician, los nuevos habitantes encuentran viviendas de buena calidad en ubicaciones altamente convenientes, el Ayuntamiento –mediante su apoyo y colaboración activa- cumple su propósito de renovar la ciudad y ganar población en condiciones adecuadas.

>

Y volvemos al principio: alguien tiene que emprender acciones como estas. Desarrollos muy rentables para los promotores, para los usuarios, para la ciudad. Una mayor habitabilidad para extensas zonas urbanas. Existen muchos desarrolladores inteligentes, que entienden que las cosas se pueden hacer de otra manera. El área de oportunidad es enorme, y la ciudad necesita de acciones efectivas.

>