Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

Gratitud a “Mex Cat”

Por: José M. Murià

Gratitud a “Mex Cat”

Gratitud a “Mex Cat”

“Mex Cat” es una asociación no gubernamental que se ha propuesto estrechar las relaciones entre México y Cataluña. Su sede está en Barcelona y está formada por un puñado de catalanes amantes de nuestro país y otro grupo, no mucho mayor, de mexicanos que residen en Cataluña y están enamorados de aquel.

Ya sé que el nombre no es muy poético y suena casi como una distribuidora de tractores, pero lo cierto es que cumple muy bien con su función de establecer claramente, con muy pocas letras, cual es su intención.

Su pretensión es estrictamente cultural, aunque tal como están las cosas, ninguna actividad que resulte favorable a Cataluña puede desligarse del contexto político que vive ese país en aras de crear un Estado nacional nuevo, en el contexto de la unión europea, separándose del reino de España.

Podría suponerse que las tareas de promoción que desarrolla “Mex Cat”, lo mismo mediante su trabajo casi cotidiano en Barcelona que en las semanas culturales que desarrolla anualmente en diversas localidades de México debería de estar a cargo de las instituciones oficiales encargadas específicamente de estas tareas, pero resulta que el consulado de España, con tantos años de estar establecido en Guadalajara, ni por asomo ha organizado jamás actividad alguna que esté relacionada con Cataluña. Ello forma parte de una endémica actitud que, en consecuencia, ha llevado precisamente a los catalanes a separarse de España.

Lo que sí causa desazón es que el pomadoso consulado mexicano en Barcelona, con personal muy bien pagado, brille también por su falta de actividades de difusión mexicana en Cataluña e, incluso, se declare cínicamente muy ocupado cuando alguna entidad cultural catalana organiza algo en favor de la imagen de México en aquellos lares. Un lamentable ejemplo reciente fue el homenaje que el pasado 13 de junio le hizo la Universidad de Gerona “al pueblo de México” y al presidente Lázaro Cárdenas, en el que la ausencia al menos de una representación del dicho consulado fue en verdad notoria y de lamentar.

Con frecuencia, dada su pasividad casi endémica ha sido incluso “Mex Cat” quien le ha tapado el ojo al macho consular organizando con su peculio actividades que supuestamente le corresponderían a los asalariados por el Gobierno de México que, además, disponen de presupuesto para ello. Tal es el caso de algunas actividades recientes para celebrar con cierta dignidad el 16 de septiembre.

Desde mi perspectiva tapatía no puedo menos que agradecer muy encarecidamente a “Mex Cat” su existencia y su esfuerzo.
 

Lee También

Comentarios