Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 13 de Octubre 2019
Ideas |

Geotermia en La Primavera, un tema de confianza

Por: Diego Petersen

Geotermia en La Primavera, un tema de confianza

Geotermia en La Primavera, un tema de confianza

Dicen que la confianza es como la virginidad: sólo se pierde una vez. La confianza no es atributo con el que se nazca, es algo que se construye. Ser alguien de fiar, alguien en el que se pueda confiar, requiere de muchos años de trabajo, de dar muestra de consistencia y de cumplir con los compromisos, pero esa buena fama tan difícil de construir, pero se esfuma más rápido que un dólar en Las Vegas.

La Comisión Federal de Electricidad quiere, por cuarta vez, retomar el proyecto de geotermia en el bosque de La Primavera, pues, dicen, es una de las fuentes de energía más limpias y cercanas a la ciudad de Guadalajara. El problema es que este proyecto tiene una historia que la mata: hace cerca de 30 años cuando comenzaron las obras de geotermia en el cerro de las Planillas, en pleno corazón de bosque, hicieron tal desastre, con tal negligencia y prepotencia (pintaron el cerro de verde para disimular el daño ecológico) que hoy nadie que se acuerde de aquello quiere que la CFE ponga de nuevo un pie en La Primavera.

El argumento central de la Comisión para regresar es que el daño, que fue derribar una parte del cerro para hacer un terraplén donde ubicar las turbinas, ya está hecho. Y sí, efectivamente el terraplén sigue ahí, es perfectamente visible desde el aire, y la energía ahí abajo sin que nadie haga uso de ella.

La CFE insiste en que el proyecto podría pagar por servicios a La Primavera mucho más de lo que hoy tiene de presupuesto y que lejos de ser un factor de daño podrían convertirse en uno puntal para la protección del bosque.

Todo eso puede ser cierto, pero la confianza no se compra. Cuando alguien ha perdido el crédito y ya no es de fiar quiere pedir dinero prestado, le piden hasta las escrituras del perro y dos avales y un pagaré.

Lo mismo le va a suceder a la CFE si quiere regresar a La Primavera y salir del buró de crédito del imaginario tapatío.

Al primero que van a buscar como aval será a la Universidad de Guadalajara, que fue la gran opositora del proyecto a fines de los ochenta, cuando Raúl Padilla era rector. Por eso los estudios se los van a encargar a ellos.

Pero el visto bueno de la UdeG, en caso de que lo diera, es importante, pero no es suficiente; tienen que buscar un forma de contraloría ciudadana que dé certeza de que, efectivamente, la energía es limpia, que el agua que se extrae se vuelve a infiltrar, que no hay daño y que los riesgos de una accidente, que siempre existen, están debidamente controlados.

La CFE va a requerir el aval de personas, grupos ecologistas e instituciones, muy serias y respetables, que nos den la confianza que ellos perdieron.
 

Lee También

Comentarios