Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

Francisco y Cirilo

Francisco y Cirilo

Francisco y Cirilo

La semana próxima se reunirán en La Habana el Papa Francisco y Cirilo, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa, para dar pasos en la unificación de las iglesias que se separaron en el cisma de 1054. Para la Iglesia católica el acercamiento es un asunto de primer orden desde hace mucho tiempo. El 7 de diciembre de 1965 el Papa Pablo VI y el patriarca Atenágoras I suscribieron una declaración conjunta que apuntaba la intención de un acercamiento, en ella se lamentaban por las ofensas y reproches mutuos a lo largo de la historia, decidieron borrar de la memoria de la iglesia las sentencias de ex comunión y lamentar la ruptura. Posteriormente se han intentado encuentros entre los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI con sus contrapartes ortodoxos que fracasaron por lo que éstos consideraban: “ acciones de los católicos griegos en Ucrania y el proselitismo de los misioneros católicos en el territorio canónico del Patriarcado de Moscú”.

Al anunciar el encuentro del próximo día 12, la Iglesia Ortodoxa explica: “no obstante, la situación que se ha desarrollado hoy en el Oriente Medio, en África del Norte y Central y en algunas otras regiones, en la que los extremistas están perpetrando un verdadero genocidio de la población cristiana, ha requerido medidas urgentes y una cooperación más estrecha entre las iglesias cristianas. En la trágica situación actual, es necesario dejar a un lado los desacuerdos internos y unir esfuerzos para salvar el cristianismo en las regiones en las que está sometido a la persecución más severa”.

Esto podría explicar una situación contexto que se facilita al realizarte el encuentro en América, lejos de las disputas en Europa y Oriente, pero podría tratarse de poner sobre la mesa algo aun más importante, en el marco de la gran reforma que Francisco impulsa en el Vaticano. La periodista Emma Green en mayo de 2014 publicó que el patriarca Bartolome I, patriarca Ecuménico de Constantinopla, le dijo en entrevista que él y Francisco estaban preparando un gran encuentro para dentro de 11 años (2025), “para celebrar juntos, después de 17 siglos, el primer sínodo verdaderamente ecuménico”.

Y esto toma sentido porque la reunión de La Habana llega precisamente cuatro meses antes de la apertura del sínodo de iglesias orientales que se celebra por primera vez en mil años, cuya realización ha sido amenazada precisamente por la Iglesia Ortodoxa de Cirilo.

Para aclarar el contexto general hay que recordar que a diferencia de la Iglesia católica —organizada como una entidad dirigida por el Papa— las iglesias ortodoxas del mundo están organizadas en una comunidad de patriarcas que se reúne en el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, que actualmente está dirigido por Bartolomé, quien actúa como primo entre pares. Los patriarcas ortodoxos no están sujetos a la autoridad vertical de patriarca de Constantinopla como si lo están los arzobispos católicos al Papa.

Dado que la Iglesia Ortodoxa rusa dirigida por Cirilo es de las más importantes, la reunión de la semana próxima puede significar un paso definitivo para un acercamiento mucho más profundo, en tiempos que el cristianismo está fuertemente amenazado en algunas zonas del mundo. Lograr una unificación de tal calado puede ser el mayor legado que Francisco pueda dejar en su labor como líder religioso.

Internamente, al colocar un tema de esta envergadura en la agenda vaticana, se fortalece en su propósito reformista. Así que el viaje a México, segunda nación con más católicos en el mundo, con su escala en Cuba, puede ser un movimiento clave en lo que parece ser un proceso de reforma que da sus pasos iniciales. Ya veremos el mensaje en La Habana.

Lee También

Comentarios