Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Fotomultas, por qué sí

Fotomultas, por qué sí

Fotomultas, por qué sí

Por más que le doy vueltas no entiendo a quienes están en contra de las fotomultas. Los argumentos me parecen tan simplistas y tan endebles que no puedo sino pensar o que hay detrás de ellos una agenda mucho más compleja que no alcanzo a ver, mucho menos a entender, o simple y sencillamente la estupidez sigue ganando terreno, y adeptos. Revisemos los argumentos.

El primero y más repetido es que las fotomultas son ilegales y hay quien se atreve a decir que incluso son anticonstitucionales. La palabra me parece, además de muy larga, demasiado fuerte. Pero cuando le rascas tantito al argumento lo que dicen es que son ilegales porque una máquina no puede establecer la falta, que tiene que ser una autoridad en persona quien dicte la infracción. Si el problema es que pongamos en la ley que una multa a partir de la evidencia de una cámara es legal, pues hagámoslo. El asunto es el vacío en la ley. Como un juez en la Ciudad de México dictó una sentencia en contra del cobro de una fotomulta hay quien ya canta que la Corte echó para atrás el mecanismo. Nada. Lo que dijo el juez es que, como en toda infracción, debe existir el derecho del infraccionado a ser escuchado y en la Ciudad de México (al igual que lo hacen en Jalisco) no te permiten pagar refrendo si tienes fotomultas pendientes, lo cual termina siendo un chantaje. Pero, resolviendo el derecho de audiencia en estos casos, se acabó el problema.

El segundo argumento, el menos inteligente (para decirlo bonito) es que las fotomultas son “recaudatorias”. Lo mismo le he oído esta burrada a panistas que a seguidores de AMLO, naranjas, perredistas o priistas. No puede ser recaudatorio porque no es un impuesto; es una multa. Si tú no comentes una infracción nadie te cobra y nadie recauda. Por definición ninguna infracción es recaudatoria. La multa debe ser proporcional y podemos discutir si está o no demasiado cara, pero ese es otro tema: una multa no puede ser catalogada como recaudatoria.

El tercer argumento es que se trata de un negocio privado. Esto es una verdad a medias, pues si bien en todo el país es un servicio concesionado, el día que todos los conductores conduzcamos a la velocidad establecida y dejemos de pasarnos los altos la empresa concesionaria, me da igual cuál sea, va a tronar. ¿Queremos acabar con la empresa? Está muy fácil: dejemos de cometer infracciones.   

Finalmente, no acabo de entender qué es lo que defienden los que están en contra de la fotoinfracción. Un auto a exceso de velocidad es un peligro, es un arma mortal que atenta contra todos los que nos movemos en la calle, sea a pie, en bici, en moto o en auto. Lo que se haga para impedir o inhibir el exceso de velocidad me parece loable: nadie tiene derecho a poner en riesgo la vida de los demás.

Lee También

Comentarios