Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Evaluar a los alcaldes

Evaluar a los alcaldes

Evaluar a los alcaldes

Esta será la semana de informes de los alcaldes. Habrá loas y auto loas. Tampoco faltará quien haga críticas absurdas y viscerales. Todo alcalde en un segundo informe previo a las elecciones aprovecha para hacer propaganda, sobre todo cuando tenemos un presidente de Guadalajara como Enrique Alfaro que muy pronto dejará el cargo para competir por la gubernatura y otros como Pablo Lemus en Zapopan que buscará reelegirse. Para los dos el Informe es la última oportunidad para decir, urbi et orbi, y con nuestro dinero, lo buenos que han sido para gobernar, lo distintos que son, lo mal que estaba todo antes de que llegaran, y la suerte que tenemos los mortales de tener presidentes como ellos. Es normal. Lo hemos oído decenas de veces.

Los informes, pues, no son de fiar. Son actos políticos de auto evaluación, en el mejor de los casos. El de Enrique Alfaro el día de mañana será un acto multitudinario en Expo Guadalajara (Expo mis logros) al más puro estilo antiguo. La pregunta es entonces cómo podemos realmente revisar el trabajo de los alcaldes, en qué hay que fijarnos para poder establecer una evaluación y una comparación entre un alcalde y otro, más allá de las cifras huecas que nos quieren vender y que no son comparables con nada. Una es revisar la página de Alcalde Cómo Vamos, la evaluación que hace el observatorio ciudadano Jalisco Cómo Vamos de las promesas que hicieron los alcaldes de Guadalajara y Zapopan, y propongo un par más.

Desconfiemos de entrada de cualquier afirmación que diga que se hizo una inversión “histórica” (palabra favorita de los naranjas) pues el gasto habría que verlo, en el mejor de los casos en pesos constantes o como porcentaje del presupuesto total ejercido. Si la cifra no viene en esos términos, puede usted estar seguro de que se trata de una mentira piadosa, cuando no de un flagrante abuso de las cifras. Es cierto, las cifras no mienten, los que mienten son quienes las manipulan.
Hay que desconfiar también de aquellas frases que señalen que un problema ha sido resuelto definitivamente. Ningún asunto importante de una ciudad se resuelve en dos años. Si nos dicen que iniciaron acciones para resolver X o Y problema les podemos creer, y el resultado de esas acciones lo veremos, si hay continuidad, en cuatro o cinco años.

No hay súper alcaldes. Hay alcaldes responsables y alcaldes irresponsables; hay alcaldes que entienden que su paso por una presidencia municipal significa poner un ladrillo más en la construcción de la ciudad, y eso es lo que tenemos que evaluar: cuántas de todas las acciones que nos van a informar en esta semana reamente son un ladrillo más en esta construcción colectiva. Lo demás es propaganda.

Lee También

Comentarios