Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Escépticos de la guerra

Escépticos de la guerra

Escépticos de la guerra

Todavía son muchos los mexicanos quienes dudan de que el país se encuentre en guerra. En la clase gobernante se habla de guerra pero sólo con la delincuencia organizada, entre los periodistas hay más escépticos, al igual que en la mayoría de los académicos.

Sí, estamos en guerra, pero no se trata sólo de una guerra contra delincuentes que violaron la ley, como pretende hacernos creer el gobierno, sino de un conflicto armado de los poderes fácticos y corporaciones con capacidad de ejercer violencia, contra de toda la población.

Hace tiempo que el estúpido argumento del ex presidente Felipe Calderón de que las víctimas eran bajas de miembros de las organizaciones del crimen organizado, no se sostiene. La mayoría de asesinados de manera violenta, los desaparecidos, los calcinados, triturados, degollados, desmembrados, o enterrados en fosas clandestinas son civiles inocentes que caen en la maquinaria de muerte integrada por fuerzas estatales, poderes económicos y del crimen organizado.

Para los escépticos de que México esté en guerra, vale la pena que se asomen al Reporte de Conflictos Armados 2017, elaborado por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) con sede en Londres. Este es un centro de pensamiento especializado en asuntos militares (su informe anual Military Balance es el documento más reconocido en su ámbito) y de conflictos armados, presenta un reporte anual en el que identifica los conflictos armados que hay en el mundo y las bajas mortales que ocasionan.

En el reporte presentado el martes 9 de mayo en Londres por el director del IISS John Chipman, informa que México es el país más violento del mundo, después de Siria. El IISS registró 23 mil muertes violentas el año pasado, en tanto que en Siria se produjeron 50 mil decesos violentos. Uno de los puntos a destacar es que las muertes violentas ocurridas en México son superiores a las que ocurrieron en países como Irak, Afganistán, Yemen, Somalia, Sudán, Turquía, Sudán del Sur y Nigeria, todos ellos con conflictos internos abiertamente reconocidos, y algunos con intervenciones militares o bombardeos como ocurre en el caso de Afganistán, Irak, Yemen y Somalia. Es decir, en nuestro país se producen más muertes violentas que en naciones bajo invasiones militares extranjeras o que tienen altos conflictos con grupos denominados terroristas.

Según el IISS, el año pasado se registraron 157 mil víctimas mortales, de las cuales 50 mil ocurrieron en Siria y 23 mil en México: eso quiere decir que solo en Siria ocurrieron casi un tercio de los decesos violentos, mientras que nuestra nación aportó quince de cada 100 asesinatos ocurridos en el mundo. Son cifras brutales que nos confirman que el país está en guerra y que la supuesta estrategia del Estado mexicano (antes con el panista Calderón y ahora con el priista Enrique Peña Nieto) no son parte de la solución, sino parte del problema.

La guerra en México está sirviendo a los intereses de la reorganización de las poblaciones y el territorio para ponerlos al servicio del nuevo ciclo de acumulación de capital que tenemos en el país desde hace 30 años. Debemos parar esta guerra.

Lee También

Comentarios