Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

El silencio alimenta la impunidad

El silencio alimenta la impunidad

El silencio alimenta la impunidad

Lo sucedido en el paso exprés de la carretera de Cuernavaca es tema del que no se puede pasar la hoja ni en un país acostumbrado a la impunidad. Lo ocurrido, la muerte de dos personas, pero sobre todo el desprecio por la vida de los mexicanos por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y por una empresa constructora española y mexicana, debe ser aclarado y fuertemente sancionado por ser una obra que el Estado Mexicano avaló.

Así, las irresponsabilidades, mala calidad, contubernios, todo, dice corrupción, y está llevando al baile a la presidencia de la República con un ritmo que la descoloca en vísperas electorales.

Porque este hecho, a diferencia de los buenos puntajes de la calificadora Standar’s and Poor’s, alimenta el enojo de las clases populares, ese grupo vulnerable que en las contiendas electorales soportan el voto del tricolor...  

Porque el secretario de la SCT, con insensibilidad y estulticia, puso dinero sobre la mesa para ¿compensar? la vida de las víctimas. Pago a bote pronto que revela lo evidente... cortina de humo para no destapar errores ni culpables.

Ante estos hechos los medios de comunicación mexicanos alzaron su voz para pedir cuentas, pero quizá por la abundancia de agravios en este dolido país, han bajado el tono...Y ese olvido alimenta la impunidad. En cambio en medios extranjeros, especialmente en España, este agravio sigue estando en titulares con análisis que tocan la médula de la corrupción en México.

Porque el grupo español Aldesa, cuya filial en México es Aldesen,  es una de las mayores constructoras en España, y ahora de México. Y ha sido designada, muchas veces sin seguir las reglas de asignación, de multimillonarias obras: la torre de control del nuevo aeropuerto, la ampliación de la línea 12 del metro de la Ciudad de México, además de la primera etapa del Túnel Emisor Poniente II. Y con la empresa mexicana Epccor, de larga historia de corruptelas como la Biblioteca Vasconcelos y la Estela de Luz, es responsable del tramo exprés de la carretera a Cuernavaca...

Y en esta obra, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró modificaciones al proyecto original sin la aprobación necesaria. Pero ni la constructora, ni la SCT asumieron responsabilidad por el deslave. La empresa culpó a la “erosión de una alcantarilla afectada por basura y  acumulación extraordinaria de agua.”  Y Ruiz Esparza, disculpó a la empresa, ofreciendo 500 mil pesos de la SCT, más otros tantos, de la constructora, para pagar “el mal rato que pasaron” los muertos... La peor frase del sexenio después del “Ya me cansé” del procurador corrido, pero Ruiz Esparza increíblemente sigue en su puesto.

Pero eso no es todo, porque otro error está por suceder: la premura con la que la SCT quiere reabrir el paso poniendo otro parche, cuando las revisiones hechas en el estado de Morelos indican que el talud de contención está mal cimentado y que si no se reestructura puede colapsarse totalmente.

Se requiere una obra mayor, meses de trabajo, antes de reabrir el paso con seguridad. Pero hoy el presidente de la República ocupado en cosas más ‘importantes’,  está planeando giras para grabar promocionales y usarlos en el plazo legal antes de las elecciones, y necesita buenas noticias.

Así, la ciudadanía robada, trampeada, mutilada, es decir, los mexicanos, no le ocupan ni tiempo ni cavilaciones, aunque la Presidencia tendría una enorme oportunidad: hacer un cambio y sancionar ejemplificando, pero también puede continuar agraviando a la población. Su respuesta la medirá.

Lee También

Comentarios