Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

El principio de la caída

Por: Lourdes Bueno

El principio de la caída

El principio de la caída

“Donde quiera que vamos, en cualquier Estado del país, encontramos fosas comunes”.
Juan Colón, padre de un estudiante de Ayotzinapa

>

Todo poder concluye, no importa que tan grande sea, así lo muestra el poema de Shelley, Ozymandias: ¿Las razones? casi siempre internas, división y pugnas pero, sobre todo, el mal cálculo que los poderosos hacen del enojo social, quitándole el enorme peso que la historia ha demostrado tiene.

>

Partidos, imperios e ideologías entran en esta descripción, enorme siempre proclive a caer estrepitosamente, aunque siempre hubiera “el aviso”, las muestras continuas de saturación, de enojo, de hartazgo de la población por los atropellos sufridos por la ambición, insensibilidad y ligereza (Lipovetsky, 2016) con que los poderosos toman las señales de malestar de sus gobernados.   

>

Así, el sistema de Gobierno que ha regido la vida de México desde 1929, salvo la pequeña disrupción llamada “alternancia”, que hizo pensar que a su regreso reorientarían el rumbo del país, parece que está al final de su trayectoria.

>

El punto de quiebre del sistema tricolor, ha sido el asesinato de los estudiantes de Ayotzinapa, sus manipuladas “verdades históricas” y, sobre todo,  la falta de voluntad de las autoridades para aclarar este crimen, que a dos años de la tragedia sigue sin esclarecer quiénes son los culpables y cómplices. Intereses creados tomaron el control y siguen ahí. Porque Ayotzinapa fue la punta del iceberg que mostró la colusión de autoridades políticas con el crimen organizado. Una atrocidad que causó la rabia de los mexicanos, un crimen que provocó una ola de indignación internacional que, sin embargo, no logró más que dejar evidencia de las atrocidades sucedidas, de la ineficiencia y de la silente complicidad que representa no tener la voluntad política de revelar los hechos sucedidos.  

>

Desde este crimen, y su manejo, el sistema tricolor ha ido para abajo. La inseguridad que aumenta, muertes violentas al mismo nivel que en el sexenio anterior, secuestros al alza, casi 30 mil personas desaparecidas, robos sin freno, todo sufrido por la población abandonada, mientras las cifras se maquillan. Además de los conflictos de intereses, la corrupción y la enseñorada impunidad. Y el presupuesto de la Federación presentado en días recientes con ajustes económicos que no tocan el altísimo gasto electoral, ni las prebendas de funcionarios, pero que cercenan la educación, la salud, la infraestructura. Presupuesto que lastima a la población, pero que deja a los gatos políticos retozar en las arcas públicas.

>

Por si fuera poco, el precio del dólar, que al inicio del sexenio estaba en menos de 14, hoy, está a más de 20 pesos. ¿Presión de la economía mundial? Sí, pero también del altísimo endeudamiento que jefes de Gobierno se han metido al bolsillo de la corrupción: el gobernador de Veracruz, de Quintana Roo, de Sonora, de Chihuahua, y más,  adeudo que representa ya 48.5% del PIB.

>

¿El tricolor puede detener su caída? Sí, pero sólo si da un golpe de timón y pone la carne corrupta al asador...Si, si como pidieron muchos legisladores del PRI al presidente de su partido, se cambia este sistema económico que ha empobrecido a la población.  

>

Sí, si por fin se abre la verdad de Ayotzinapa. Y se recuerda que  “en la arena, semihundido, yace un rostro hecho pedazos. Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes: ¡Contemplad mis obras poderosas! Pero nada queda a su lado. Alrededor, la decadencia, infinitas y desnudas ruinas que se extienden en las solitarias y abandonadas arenas”.

>

Lee También

Comentarios