Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

El mexicano en Estados Unidos

El mexicano en Estados Unidos

El mexicano en Estados Unidos

Celebro a todos los que han logrado sobrevivir y conquistar un pedacito del territorio, que antaño fue nuestro.

Son nuestros soldados sin fusil, invasores que llevan a cuestas sus tradiciones y costumbres, con una férrea voluntad de alcanzar el sueño americano.  

Son mexicanos que tienen un sólido corazón y una voluntad firme y decidida para sobreponerse a todas las inclemencias y dificultades, con tal de encontrar un mejor futuro del que se esperaba para ellos y sus familias en territorio nacional.

Emigraron de chicos o llegaron de jóvenes, pero se han quedado allí para hacer su nueva vida. Muchos sin papeles legales y sin la posibilidad de poder salir de ese país, porque si lo hacen no van a poder regresar. Mientras tanto trabajan y hacen su vida normal, con el temor de que puedan ser perseguidos y atrapados por las autoridades migratorias y devueltos a su país de origen.

El espíritu de lucha y determinación los ha hecho ser hombres y mujeres de bien, trabajadores y enamorados de la familia y la comunidad. Así como han sufrido de todo, su carácter se mantiene fuerte, motivado y alegre.

Igual han trabajado de valet parking, de meseros, choferes, jardineros, herreros, carpinteros, albañiles, vigilantes y pintores entre muchas otras maneras honestas de ganarse la vida. Y al pasar los años han podido crear un patrimonio y crecer una familia. Ya sus hijos han nacido allí y por ende tienen esa nacionalidad. No pierden el idioma, ni tampoco el gusto por la cocina y la manera de festejar los onomásticos y las fiestas patronales.

Por encontrarse lejos de sus padres y abuelos, hacen de su comunidad y amigos su nueva familia y encuentran en la religión un vínculo que fortalece su lucha diaria con un amor especial a la esperanza de vida.

Las familias mexicanas que viven en muchas regiones de los Estados Unidos, siguen celebrando la fortaleza de su origen, no sienten complejos de lo que son y se sienten orgullosos de su pasado. Si bien, muchos ya no celebran las fiestas patrias, sí continúan disfrutando del mole, las enchiladas, los tamales, las piñatas y cuanto recuerdo les haga mantener viva la idea de que algún día podremos vivir unidos y en paz.

Algunos han sufrido tanto,  que tienen marcadas cicatrices de profundas heridas producto del combate en la jungla de la sobre vivencia en territorio norteamericano. Pero eso mismo los ha hecho valientes, disciplinados, respetuosos de la ley y temerosos ante la autoridad y los vicios.

Familias irregulares, algunas sin matrimonios ni civil ni religioso, pero viven el amor con mayor honestidad y mutuo apoyo, porque es mucho más fácil salir adelante con la compañía de una pareja que realmente te quiere y ayuda.

Ciertamente algunos se han tropezado con la baja autoestima, con el alcohol y las drogas o han cometido algún ilícito. Pero la mayoría son  personas buenas y deseosas de aprender y adquirir  mayor cultura y educación, algo que regularmente sí alcanzan sus hijos.

Continuaremos.

Lee También

Comentarios