Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

El engranaje fiscal de 2012

Por: Vicente Bello

El 8 de septiembre, a más tardar, el Ejecutivo Federal deberá entregar al Congreso de la Unión sus propuestas anuales de política macroeconómica y de ingresos y egresos para 2012. Lo primero son los Criterios Generales de Política Económica, que a su vez no es más que el sexenal Plan Nacional de Desarrollo, pero anualizado. Y consta de propuestas emanadas de la Secretaría de Hacienda en materia de crecimiento, inflación, política de tipo de cambio, precio de venta del petróleo calculado para fines presupuestarios de ingresos, déficit. El Congreso sólo tiene incidencia directa en el déficit y en el precio del petróleo. En los otros Criterios macroeconómicos es la Secretaría de Hacienda la que resella las cifras, junto con el Banco de México en el caso del tipo de cambio y la inflación. La Cámara de Diputados es la de origen (es decir, por ahí ingresa siempre el paquete fiscal, y no por el Senado) de esta tríada de propuestas de reformas fiscales anualizadas. Ha sido así  por una costumbre parlamentaria que se instauró desde los tiempos en que el Congreso mexicano fue unicamaral (de 1858 a 1874), cuando la Cámara de Senadores fue suprimida por aquella reforma constitucional de 1857, motivada entonces por el tremendo poder que tenía el Congreso mexicano. Eran los años de la debilidad endémica y perniciosa de los presidentes de la República, que solían ser sometidos con facilidad por facciones controladoras de grupos de legisladores. Junto con los Criterios, los diputados y senadores deberán procesar legislativamente a la Ley de Ingresos al igual que las reformas de otras leyes secundarias que participan en el engranaje hacendario y fiscal de cada año. Algunas de éstas son el Código Federal Penal, Ley de Petróleos Mexicanos, Ley de Coordinación Fiscal. En ese conjunto de normas destinadas a los ingresos se deciden los ríos de dinero que ingresarán a las arcas de Hacienda, sea por la vía de los impuestos, sea por la de los productos que el Estado vende, como el petróleo y la energía eléctrica, o sea por la vía del pago de los derechos. La Ley de Ingresos ha tenido como fecha fatal, última, para su aprobación en las dos cámaras, el último día de los meses de octubre.  Y una vez ocurrido así, la Cámara de Diputados comienza su trabajo de dictamen del decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación, que tendrá que estar autorizado a más tardar los días 15 de noviembre. La revisión, discusión y dictamen del gasto público, como también se le conoce al Presupuesto de Egresos de la Federación,  es un trabajo exclusivo de la Cámara de Diputados. Costumbre parlamentaria, hecha ley, desde que la Cámara de Diputados era el Congreso de la Unión. Pero, ¿por qué hablar del paquete fiscal ahora que todavía no concluye junio?  Porque, sin lugar a dudas, el tema fue empujado ya hacia al terreno del debate por la contienda político-electoral que tirios y troyanos libran en torno de la elección presidencial de 2012. Los ingresos y egresos a partir de enero de 2012,  comenzarán a incidir, con gran fuerza, en la toma de decisiones parlamentarias y políticas a partir de los días siguientes. Muestra de ello es el protagonismo del secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, y las baterías que el PRI ha enfocado ya hacia el secretario que el Presidente Felipe Calderón ha querido estos días poner en la primera línea de la carrera a Los Pinos.

Lee También

Comentarios