Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

El debate Clinton-Trump

Por: Luis Ernesto Salomón

El debate Clinton-Trump

El debate Clinton-Trump

El primer debate entre los aspirantes a la Casa Blanca marcará el inicio de la recta final de la campaña electoral. En el foro seguramente veremos un espectáculo entre un actor y una mujer dedicada a la política profesional. Será una representación en la que seguramente los protagonistas tratarán de sorprenderse mutuamente para acentuar las debilidades de sus contrincantes. Del lado de Trump el menú seguramente incluirá las referencias a la forma como Hillary trató el uso de correos electrónicos personales durante su gestión como secretaria de Estado, que la colocó en el límite de lo correcto.

>

Como también podrá aludir a los quebrantos de su estado físico, como a la política de salud promovida por ella desde la campaña anterior. Seguramente buscará irritarla mediante argucias insultantes para sacarla de sus casillas.

>

Por el lado de Clinton es probable que se cargue sobre la actuación de Trump como empresario, acentuando las supuestas malas prácticas; como también podría recurrirse a mostrar sus inconsistencias en temas económicos, de política internacional, la respuesta al terrorismo, pero sobre todo buscaría poner en evidencia una mentira por parte de él. Veremos la mujer disciplinada, preparada para el debate, frente a quien cree en su instinto y la improvisación.

>

Pero lo realmente importante está en saber si el clima de polarización seguirá en aumento con argumentos serios o si la campaña se referirá cada vez más a trivialidades escenográficas. No es una cuestión sólo de corrección política, sino que precisamente los votos se pueden agrupar entre quienes con poca educación se sienten abandonados por la clase política, cuya mayoría ahora apoya al republicano, y las personas más educadas y liberales que respaldan a la demócrata. En medio están las minorías afroamericana e hispana que parecen hasta ahora decantarse en su mayoría por la candidata; y aunque parezca poco convencional está el voto de los norteamericanos en el exterior que suman potencialmente más de 10 millones, de los cuales por cierto más de un millón están en México; pero tradicionalmente un porcentaje muy pequeño de ellos realmente ha votado, y los demócratas están haciendo un esfuerzo por atraerlos ya que en su mayoría los emigrantes son personas educadas y liberales.

>

El tema México puede manifestarse en el debate si la referencia al muro propuesto por Trump aparece, o se surgen las referencias al NAFTA o a la última visita del candidato republicano a la Ciudad de México.

>

Seguramente alguna referencia habrá y lo que se exprese estará dirigido a las audiencias de cada candidato, por lo que es de esperar que el tono sea contundente. Nunca antes como ahora la opinión pública mexicana ha tenido tal expectativa por una campaña presidencial de nuestros vecinos; nunca como ahora nuestro país y los mexicanos habíamos sido tema en la narrativa de campaña, nunca había sido tan importante el voto de origen mexicano que puede llegar potencialmente a más de seis millones; y nunca antes el millón de residentes norteamericanos en México había tenido tal interés e importancia estratégica. Mucha de la especulación financiera de estos días tiene que ver con el alimento del miedo a un triunfo republicano, y en este sentido el debate del próximo lunes alimentará la hoguera para bien o para mal. La agenda política, la de los medios de comunicación y la de las redes sociales serán fuertemente incluidas por lo que suceda en el debate más esperado de las últimas décadas en Estados Unidos. La expectativa es ver si la tendencia de respaldo a Hillary se mantiene o se rompe. Hasta ahora los números publicados dan a la demócrata 200 votos electorales por 164 del republicano, es decir una ventaja de 36 votos en los ya decididos; mientras que en los aun no comprometidos están en juego 174, cuando se requieren 270 para ganar la elección. En el voto popular la ventaja en promedio es de más de 5% para Hillary. Estos números son los que habrá que revisar en el transcurso de la semana próxima para realmente saber si la la competencia se cierra o la tendencia se consolida.

Lee También

Comentarios