Miércoles, 12 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El cáncer no es para bailar

Por: Lourdes Bueno

El cáncer no es para bailar

El cáncer no es para bailar

Las campañas contra el cáncer de mama han tenido muchas versiones, unas más exitosas que otras, aunque todas faltas de la realidad que vive la mujer para lograr el tratamiento de esta enfermedad. Pero esta vez, los “creativos” de la publicidad “inventaron” la trivialización haciendo un video donde funcionarios de la salud, unos con más gracia que otros, pero todos en desgracia de criterio, bailaron acompañados de enfermeras y doctores con guantes color de rosa, incluyendo a mujeres afectadas por esta terrible enfermedad. Una campaña ridícula, pero sobre todo con la banalización de una enfermedad tan grave, donde esos mismos funcionarios ocultan que sólo 25% de pacientes con cáncer logran ser atendidas.

>

Las cifras de esta enfermedad son alarmantes, luego debe ser tomada muy en serio. Nada de bailes, ni como macabra celebración del día de muertos. Porque México ocupa el primer lugar de mortalidad por tumor maligno en mujeres mayores de 20 años. Porque el cáncer de mama es la primera causa de muerte en mujeres menores de 40 años.

>

Y esta terrible cifra se abulta, no sólo porque la auto exploración sigue sin ser una constante en la mujer, sino porque una vez que la mujer detecta signos de alarma, su tratamiento en hospitales de salud pública pueden dilatar varios meses: mortal tardanza.

>

Así, grave es el diagnóstico tardío, grave la deficiencia que pasa por la prisa y estrategia institucional enviada a los consultorios de medicina familiar de las instituciones de salud pública, y grave la falta de servicios especializados, la falta de  técnicos y médicos especialistas preparados y suficientes dedicados a la detección y tratamiento de cáncer mamario.

>

Porque cuando el ISSSTE presume haber realizado 100 mil mastografías en el último año, oculta que 200 mil mujeres no tuvieron este estudio en esa institución necesitándolo. Porque de acuerdo con la diputada Mayra Enríquez Vanderkam, afectada con esta enfermedad y que lucha por mejorar las condiciones de las mujeres con cáncer, cuando el titular del ISSSTE señala que las quejas han bajado, es porque el módulo de quejas en esa institución ¡es inexistente! Y si se insiste en presentar  la queja, las pacientes corren el riesgo de represalias en el servicio. ¡Chulada!

>

Y entre lo trivial, el macro evento realizado en el Campo Marte con la participación de la Sedena (luego se entiende que estén desgastados, si se les requiere para un cocido y un descocido...), donde México obtuvo el record de mayor asistencia contra el cáncer de mama. ¡Le ganamos a Arabia Saudita! Ya no tiene el título (¿?), pero ¿en qué se beneficiaron con este show y con la campaña del baile los cientos de miles de mujeres aquejadas con esta enfermedad, mujeres a quienes le son retrasadas, y muchas veces negado el acceso a etapas completas de su tratamiento?

>

Porque en lugar muy caras y absurdas campañas, falta invertir más en la atención completa y oportuna de esta enfermedad. Hace falta poner eficaces módulos de detección en colonias populares, en zonas marginadas, en regiones donde la pobreza crece. Hace falta el cuidado y eficiencia de la cadena de atención, con cuidado médico oportuno, suficiente abasto de medicamentos especializados en las instituciones de salud pública. De otra manera seguirán llevando a un mortal baile a las mujeres con cáncer en este país.

>

Otra muestra de la realidad negada: de acuerdo con Isabel Miranda de Wallace, en el país un mexicano es víctima de secuestro cada cuatro horas.

>