Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

El agua y los tapatíos

El agua y los tapatíos

El agua y los tapatíos

Si saben contar cuenten hasta 80, porque al menos en este sexenio la presa de El Zapotillo no pasará de 80 metros. Para algunos esto representa un triunfo, para otros un rotundo fracaso. En cualquier caso la decisión de dejarla en 80 metros no responde a una visión distinta del manejo del agua ni a una solución mágica para traer agua a Guadalajara sin necesidad de construir presas. Se trata simple y llanamente de un problema de gestión: la forma en que se procesó el acuerdo con Guanajuato en el gobierno anterior y la falta de pulcritud de la Comisión Nacional del Agua (CNA) en la gestión del proyecto hace imposible pensar por ahora en una presa a 105 metros. No fue necesario que la Corte les diera palo, con las puras señales fue suficiente.

La pregunta es de dónde va a salir el agua para Guadalajara. Para 2040 la Zona Metropolitana de Guadalajara tendrá cerca de seis millones de habitantes, pelos más o menos. Eso significa una demanda de entre 17 y 18 metros cúbicos por segundo en los términos de las demandas actuales. Hoy por hoy tenemos ya un déficit de cerca de 3.5 metros cúbicos, que como siempre los que lo sufren son los más pobres que no tienen oferta reducida, la tienen de pozos con calidad de agua muy baja o simplemente no tienen agua.

La administración actual va a cerrar el sexenio con El Purgatorio (el sistema de bombeo del río Verde) funcionando y eso permitirá resolver en gran medida el déficit actual. Pero el reto del futuro sigue siendo el mismo: cómo vamos a dotar de agua de calidad a todos los habitantes de la Zona Metropolitana, desde Ixtlahucán y Tlajomulco hasta Tonalá, El Salto y Zapotlanejo. Más temprano que tarde los jaliscienses (porque aquí no vamos solos los habitantes de la capital) tendremos que tomar la decisión o bien de construir otra presa o subir el nivel de El Zapotillo a 105.

Está bien, como lo propone ahora MC y antes el PRI y más antes el PAN discutir la fórmula de distribución con Guanajuato pero eso no va a cambiar la hidrografía, ni las necesidades de la ciudad y de otras ciudades: en los temas de seguridad nacional, como es el agua o la electricidad, el discurso chauvinista no funciona. Guadalajara requiere en un futuro no muy lejano traer 15 metros cúbicos del río Verde porque lo que estamos haciendo hoy es sobre explotar los mantos freáticos de los valles de Atemajac, Toluquilla y Cajititlán, eso significa agua cada día más cara y de peor calidad y un problema ecológico muy serio.

En los temas de agua la visión tiene que ser integral (no podemos dejar solos a los ingenieros, pero tampoco a los ecologistas ni a los activistas mucho menos a los políticos), sustentable y socialmente responsable. Contrario a lo que pasa en otras ciudades, el agua en Guadalajara sí tiene solución, los que aparentemente no tenemos solución somos los tapatíos.

Lee También

Comentarios