Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

El Papa en Palacio Nacional

El Papa en Palacio Nacional

El Papa en Palacio Nacional

Las causas del Papa son también las de México, dijo el Presidente de la República al Pontífice y Jefe del Estado Vaticano, en la recepción oficial en la sede del Poder Ejecutivo.

Es un peregrino histórico, que da aliento a los que sufren, a los que tienen una fe y salen a la calle para manifestarla.
Hay muchos retos, cambios y oportunidades, entre dudas e incertidumbres, dijo el Presidente. Desafíos que son acción y compromiso para alcanzar una mejor sociedad, una esperanza en el futuro para un México nuevo, con una solidaridad que sea una nueva manera de hacer historia. Una serie de ideas que no imaginamos que podría salir del discurso de un Presidente para un líder católico.

El hecho ya quedó inscrito en las páginas de la nueva era de la historia de México, en el mismo y palpitante lugar en el que las tres primeras décadas del siglo pasado se cocinaron las ideas y criterios
anticlericales.

Es un acontecimiento que fue más allá de un protocolo austero y republicano, también tuvo tintes emotivos y apegos de respeto a la investidura espiritual del jefe de Estado Vaticano.

La primera dama, en su oportunidad en el Hospital Pediátrico Federico Gómez, le dijo al Papa que era luz y fortaleza por lo que dice y lo que hace, una clara expresión de admiración y respeto.

Los distintos miembros del Gabinete pasaron lista y saludaron al flamante visitante y se comportaron a la altura de su
investidura.

Hay nuevos aires en el México presente, que parecen dejar atrás una historia llena de fricciones y sangre entre la Iglesia católica y el Estado Mexicano, sobre todo en tiempos de Juárez, Carranza, Obregón y Calles. Momentos difíciles, sobre todo con la promulgación de las llamadas leyes Calles, que a partir de su aplicación en 1926, desembocaron en una cruenta lucha que se ha denominado la Cristiada.

Por su parte, el Sumo Pontífice, ha enfatizado la importancia de no perder la memoria histórica e incluir la riqueza de la sabiduría ancestral de los pueblos autóctonos. Un empeño por resguardar el mosaico multicultural que vitaliza nuestra realidad nacional.

“Un país muy bendecido por sus abundantes recursos naturales y su enorme biodiversidad. La sabiduría ancestral es uno de sus mayores recursos biográficos, una identidad que fue aprendiendo a gestarse en la diversidad que constituye un patrimonio rico a valorar, estimular y a cuidar”.

Pero sobre todo la riqueza más importante de México, tiene un rostro joven, eso da esperanza y proyección.

En todo momento el diálogo entre ambos ha sido respetuoso, abierto, dando oportunidad a tratar los temas que hacen viable un desarrollo y crecimiento sustentable de nuestro territorio, erradicando la violencia, la deshonestidad y el descarte de los más débiles.

Como quiera que sea es una apertura, que esperamos no se quede en buenas intenciones ni el encanto emotivo del momento y de la euforia de las masas que se volcaron a querer ver al Papa.

Lo trascendente ya sucedió: un Papa en Palacio Nacional.

Lee También

Comentarios