Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

El PAN-escándalo nuestro de cada día

Por: Diego Petersen

El PAN-escándalo nuestro de cada día

El PAN-escándalo nuestro de cada día


¿Detrás de cada escándalo hay un panista o cada panista es un escándalo en potencia? Dicho de otra manera, ¿lo escandaloso de ciertos hechos es por lo que dicen los panistas o porque en sí mismas sus acciones y declaraciones son escandalosas, y lo panista resulta un dato adicional? Yo creo, sin duda, que acciones como las de los mexicanos que insultaron y manosearon a una mujer y luego agarraron a golpes a la pareja de ésta son escandalosas por sí mismas, o que alguien llama “simio” a un Ronaldinho no tiene nombre. En ambos casos los protagonistas de los escándalos resultaron ser militantes de Acción Nacional, y el manejo que se le da es “panista insulta”, “panistas encarcelados”, etcétera.

Sin embargo, el muchacho que se aventó del barco, también en Brasil durante el mundial, resultó ser el hijo del procurador de Chiapas, de militancia priista, y en ningún caso, a nadie se le ocurrió decir que “el aventado”, como le decían sus cuates, era hijo de un priista. ¿Por qué esa diferenciación; por qué el ser panista resulta importante hasta cuando no lo es? Los golpeadores, por ejemplo, son una vergüenza nacional, no sólo para el PAN.

Una parte del manejo tiene que ver sin duda con la prensa. Cierto encono con la marca blanquiazul. Pero la parte más importante, me parece, tiene que ver con el protagonismo y exhibicionismo moral de los panistas, con ese afán de moralizar a otros y que hace que cuando un panista cae en falta se le recrimine no sólo como persona sino como miembro de un grupo que tiende con mucha facilidad a juzgar a los demás. El PAN está pagando hoy con la sociedad lo que hizo y lo que no hizo en el tiempo que tuvo el poder.

Pero está claro que para autodestruirse Acción Nacional no necesita ayuda de nadie; son implacables con ellos mismos. La mayoría de los escándalos han surgido del fuego amigo y nadie habla hoy más mal del PAN que un panista. El video de Puerto Vallarta, el Castillo de la pureza del senador Preciado, los moches, son todos escándalos auto generados. Fueron ellos y sólo ellos los que destaparon la cloaca y decidieron disparar a mansalva.

Tiene razón Luis Felipe Bravo Mena, la única opción que no tiene el PAN es la desaparición, pero la corrupción y la auto denigración sí están en su libreto. Por supuesto que el PAN puede reponerse de esta dolorosa pérdida de poder, pero más va a tardar en construir una nueva militancia que sea coherente con sus principios, los que ya tiene u otros, derivados de una revisión y puesta al día de su función como partido en una sociedad del siglo XXI.
 

Lee También

Comentarios