Domingo, 09 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El Infierno

Por: Carlos Cortés

El Infierno

El Infierno

Precaria economía y miseria integran la esencia de El Infierno, producción mexicana, narración del individuo que pierde la esperanza de lograr su sueño de prosperidad y vuelve expulsado de Estados Unidos a su terruño, donde encuentra desolación inductora al tráfico de estupefacientes. Esto no es precisamente original; ocurre en muchos sitios con múltiples elementos similares en regiones del país.

>

Benjamín García es el personaje deportado de la Unión Americana, interpretado por Damián Alcázar y secundado artísticamente por María Rojo e Isela Vega, con la dirección de Luis Estrada, en el marco histórico del Bicentenario de la Independencia de México en un pueblo miserable donde se desarrolla la trágica comedia.

>

La crisis económica es aguda y se proyecta en la familia en que falta su hermano muerto en circunstancias no aclaradas dejando viuda a la esposa que se desempeña como mesera para mantener a su hijo. En ese marco inician una potencial relación, pero con el peso de la penuria que  conduce a Benjamín al encuentro de un amigo y éste a la oferta de unirse al narcotráfico.

>

Los ingresos fluyen y sirven, entre otras cosas, a promover la salida del sobrino del reclusorio, mediante argucias y compra de bondades por parte de la policía a cambio del sacrificio del hijo de su jefe con lo que se desencadena la venganza con múltiples y costosos hechos de sangre.

>

Es evidente la paradoja con los acontecimientos que entrañan tragedias donde la corrupción desencadena la tragedia en familias y pueblos donde existía pobreza, pero también relativa tranquilidad.

>

El cine mexicano pone de manifiesto su poder de comunicar acontecimientos tangibles como lección de vida para quienes intentan sucumbir al margen de trabajo honesto con todo el riesgo y consecuencias que lo mismo implica.

>

Dios nos guarde de la discordia.