Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Diplomáticos jubilados que emergen

Diplomáticos jubilados que emergen

Diplomáticos jubilados que emergen

¡Un grupo de distinguidos embajadores de México, ya jubilados, ha levantado el puño! Después de recorrer a lo largo de su vida, todo el escalafón diplomático y haberse desempeñado con el decoro a la que estaban impuestos como embajadores y jefes de diferentes misiones, decidieron abandonar la conducta pasiva de quien ya está retirado y enarbolar la antorcha de la dignidad y el prestigio por doquier que tuvo antaño nuestra política exterior.

A todos y a cada uno de los miembros de este grupo los conozco personalmente, desde aquella década en que tuve el privilegio de trabajar en la Secretaría de Relaciones Exteriores. Más aun, con algunos de ellos incluso trabajé “codo a codo”. Puedo poner las manos en el fuego sin temor a quemarme por lo que se refiere a su compromiso primigenio con el país.

Dada la situación actual y la dudosa mexicanidad de algunas gestiones de la Cancillería y del “Supremo Gobierno” en materia de política exterior, con el respeto debido y con su conocimiento de causa, han hecho señalamientos muy justos y, con toda su autoridad moral, plantean correcciones importantes que deben hacerse con suma urgencia a nuestras relaciones con Estados Unidos.

No se trata de una voz desbocada e irreflexiva, sino de un planteamiento puntual y correctísimo. Deben cancelarse “inmediatamente algunas concesiones” que se han hecho gratuitamente “sin que hayan existido contraprestaciones”.

Es evidente que la crisis que viven nuestras relaciones con la Casa Blanca ha sido causada por ella misma, por la “locuacidad, irritabilidad, deshonestidad y carencia total de urbanidad” del señor Trump. En consecuencia, debe ser atajada de una manera “clara, enérgica, concreta y puntualmente”.

No debemos dejar que nos asusten “con el petate del muerto”. Tenemos muchas fortalezas y, en la medida que las ejerzamos, la sociedad mexicana adquirirá mayor cohesión.

Este criterio de sumarnos a la globalización, como ya se dice con todas las letras, en la práctica de las últimas dos décadas que tiene el TLC de vida, ha implicado más bien someternos como corderitos a la colonización.

Además, para colmo, en especial durante la llamada “docena trágica”, la desigualdad socioeconómica de los mexicanos se ha agudizado y los bolsillos de las mayorías se han encogido aunque los números de la macroeconomía hayan crecido lo mismo que el de los muertos por la vía violenta.

En fin, no se puede más que coincidir con el planteamiento de este grupo de embajadores en el sentido de que México “debe establecer un piso parejo en sus relaciones políticas con Estados Unidos” y “fortalecer sus vínculos políticos con los nuevos centros del poder mundial y con América Latina”. Amén.

Lee También

Comentarios