Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

¡Dándose prisa que…!

Por: Francisco Baruqui

Una de las, podría decir “tradiciones”, que año con año afloran en el panorama nacional con las características mismas que desde hace años, mucho años, muchísimos años se desbordan, son las referentemente relacionadas con una fecha trágica, así hay que escribirlo y aunque haya diferencias en sus conceptos, reconocerlo, que es la del 2 de octubre de hace, ni con más ni con menos, la friolera de 46 años. Así…

Así, el recuerdo anual de la matanza de Tlatelolco sigue presente, aunque solo sea con la intensidad de una vez en el almanaque de cada año, en el sentimiento estudiantil del Comité del 68.

Y como, insisto y repito, la tradición continúa cada segundo día del décimo mes, en la explanada del Zócalo defeño, el ya casi mítico mitin grupal se lleva a cabo en la voz de ex líderes del movimiento que acabó en tragedia, correspondiendo a Félix Hernández Garamundi referir el, también repito e insisto, compromiso que el gremio de estudiantes contrajo con los compañeros, el pueblo de México y en remembranza a otro activo ya fallecido como lo fue Raúl Álvarez Garín, en la intención determinante de ir en contra de manera permanente de Luis Echeverría Álvarez, ex presidente del país, para que el juicio en su contra sea reabierto.

Y sí, en efecto, se tiene que hablar de re y no tan solo de apertura, toda vez que el sujeto presidencial, como se decía en antaño, de infausta memoria y recordación, vivió un par de años bajo la figura de “prisión domiciliaria”, para que al fin, en fin y por fin, ser soltado y dejado en libertad, —eso sí, no se crean, bajo las reservas de ley—, lo que puede tener significación de un nuevo reenjuiciamiento.

Por supuesto que las averiguaciones que en tiempo se realizaron llegando a sumar bien pasadas las 50, dan referencia a la culpabilidad de uno de los peores, —que ya es mucho decir, porque vaya que los ha habido—, presidentes que a lo largo de su largo historial nuestro país ha tenido, apareciendo como implicado en 52 de ellos.

Y también, como cada año sucede con la tradicional y multitudinaria marcha, se dice que casi treinta mil presentes la conformaron y con la manifiesta ausencia de vigilancia policíaca, —y aunque la hubiese habido, no le entran—, la presencia de grupúsculos anarquistas que se desplazaron dentro de los contingentes, dieron suelta a desmanes y desórdenes.

Se dice que no, que sí había policía infiltrada pero que de poco, muy poco, poquísimo sirvió cuando, con todo y más de dos centenares de cámaras filmando, el pintarrajeo en muros y vehículos animó al vandalismo. Y claro, de qué y para qué vale si cuando son atrapados por las fuerzas del orden, son soltados con toda impunidad después. Por ello…

Y… PENSÁNDOLO BIEN.

Y… PENSÁNDOLO BIEN, resulta indispensablemente necesario que si en verdad se busca la reapertura del juicio de marras, —y muchos pensarán y bien, “¡y ya para qué..!” —, quieran hacerlo efectivo cuando el tiempo; sí, el inexorable tiempo transcurre, y con ése transcurrir van desapareciendo los líderes por razón de edad, siendo, por lógica, cada vez menos lo que presidirán las marchas tlateloquenses de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo. Y Echeverría, cual modelito de whiskey escocés, sigue tan campante…

Tan campante, sí, cuando se hace efectivo aquel tan antiguo como de sobra reconocido enunciado que reza: “Hierba mala, nunca…”.
 

Lee También

Comentarios