Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

Consecuencias

Por Aurelio López

El día de hoy se encendieron los motores y las lámparas en Singapur para disputar el decimocuarto Gran Premio de la temporada, pero las noticias que siguen acaparando los titulares continúan reportando sobre los posibles cambios dentro de la parrilla. Durante el día de hoy, McLaren anunciará que cambiará motores para la próxima temporada de Honda a Renault, y el primero en sufrir las consecuencias de este movimiento es Toro Rosso, quienes tendrían casi de manera forzosa que migrar a Honda. En una especie de enroque que parecía no afectar a nadie más, todos pensábamos que el trato tenía beneficios para ambas escuderías, McLaren podría retener a Fernando Alonso y Toro Rosso recibir importantes recursos por parte de la armadora nipona, pero se rumora dentro de la parrilla que Red Bull también podría ser víctima de las negociaciones si Renault no renueva su contrato para proveer motores después de 2018.

Existe una diferencia enorme en el riesgo al que están expuestas las escuderías propiedad de la empresa de bebidas austriaca. Para Toro Rosso me hace mucho sentido el movimiento, ya que está fondeada y creada para nutrir de talento a su hermano mayor, pero Red Bull tiene la obligación de competir por triunfos y campeonatos.

El otro factor a considerar es la posible fuga de talento, Ricciardo aunque no impresiona continúa cosechando importantes puntos y podios, mientras que Max ha demostrado tener el talento, pero ha sufrido esta temporada con problemas mecánicos ajenos a su desempeño. La montaña rusa todavía no llega a casa y no me sorprendería que la polémica continúe durante este mes que se compite en Asia.

El futuro de varios pilotos todavía no tiene destino, así que todavía podríamos tener fichajes, el más predecible es la partida de Jolyon Palmer de Renault para hacer espacio a Carlos Sainz, quien no pretende competir por una quinta temporada con Toro Rosso. Aunque este fin de semana brilla sobre el resto por la demanda física que requiere de los pilotos, celebrándose aproximadamente a 200 kilómetros del ecuador y con clima tropical, las temperaturas dentro del monoplaza pueden alcanzar los 60 grados, pero creo que el verdadero calor se encuentra en los altos mandos de las escuderías.

Comentarios @desdepista

Lee También

Comentarios