Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

'Cómo vamos o cambiamos'

'Cómo vamos o cambiamos'

'Cómo vamos o cambiamos'

GUADALAJARA, JALISCO (24/JUL/2016).- Todavía no entienden los tlatoanis de este país que lo importante no es poner el huevo sino cacarearlo, el problema es sencillo, no basta que el dinero no sea la felicidad, pero como dijo Woody Allen se necesita ser un verdadero especialista para distinguirlo. De esa manera que hasta ahora yo no conozco a nadie que se queje de que le ha ido bien y no ocupa de publicidad, solo se da uno cuenta de que es feliz y es fácil saber que lo único que no puede ocultarse preferentemente es lo fregado y lo tarugo.

Así nuestro hoy vapuleado y cincuentón mandatario cree que las cosas van bien, que digo bien, muy bien, es más maravilloso, nunca nos había ido tan bien, el señor presidente está muy contento porque sus barberos cercanos le dicen que esto está de rechupete que nunca nos había ido tan bien, pues él, que quiere, tiene su corazoncito y se siente muy bien que te digan que eres un fregón.

A esto hay que agregar que nuestro amado país está en primerísimo lugar de publicidad gubernamental en el mundo, tengo un amigo gachupín que desde que vino hace años se la pasa diciendo que cualquiera sabe que estás en México si toda la publicidad en los medios es del gobierno o puedes ver perros en la azotea que es lo más subdesarrollado que hay, es tanta la felicidad que si las cifras reales no coinciden con la realidad, pues que se friegue la realidad y para eso ni pintado en INEGI siempre dispuesto a anunciar la nota económica más absurda si así lo ordena el preciso.

Pero vámonos asincerándonos, yo nunca he hablado con un presidente, pero digamos, que es un supón, que mañana nos invitara a usted o a mi -digo que es un supón porque un presidente jamás ha platicado con los miembros del infelizaje en su esplendor salvaje, eso no sucede y como dijo don Teofilito ni sucederá, pero supongamos que nos convida comer a los pinoles y ya llegamos muy bañados y sopleteados, muy saludadores que

-Buenos días (no se como se le diga al presidente) señor don Quique, buenos días doña gaviotita ¿cómo están los chamacos?

-Pues bien contestaría, la señora mientras saca del comal las tortillas, ahí andan de chirotas en el pasto.

-Yo creo que por austera que esté la cosa en la hacienda de la hormiga un tequilita o un mezcalito, nada sofisticado, de decirle.

-Mi presi, hay matícese unos mezcalito y vamos dándole a esta panela, no ande de faceto y de chalino y mientras comen la máxima autoridad te suelta la pregunta.

-¿Cómo crees que vamos? Nada más no me diga que usted le va a decir, que la cosa está que la fregada, que el público está encamotado, que lo aborrecen iluminadamente por los precios de los bienes monopólicos (luz y petróleo).

Si le va decir la verdad, avíseme porque si lo va a hacer, prefiero no estar.

Lee También

Comentarios