Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 19 de Septiembre 2019
Ideas |

Cómo los latinos transforman a Estados Unidos

Por: El Informador

Por: Carlos Heredia Zubieta (Profesor investigador del CIDE)

En Estados Unidos está en curso un verdadero tsunami demográfico. En 1970 los hispanos eran 4.7% de la población total; en algo más de cuarenta años pasaron a ser 17% de los 319 millones de estadounidenses en 2014. Las proyecciones de la Oficina del Censo indican que en 2050 los hispanos llegarán a ser 111 de los 400 millones de habitantes de la Unión Americana, o 28% de la población total.

En el censo estadounidense, el rubro hispano o latino incluye a todas las personas que se identifican a sí mismas como tales. En el lenguaje cotidiano ambas palabras se utilizan como sinónimos, aunque los especialistas polemizan sobre los matices que cada uno de estos términos implica.

Los latinos son un grupo de población de gran diversidad racial; lo que tienen en común es el uso del español y raíces culturales compartidas. Los mexicano-americanos son de lejos el grupo más numeroso, casi dos tercios del total, seguidos por puertorriqueños, cubanos y salvadoreños. Por supuesto, hay también latinos de habla portuguesa o francesa, pero la abrumadora mayoría habla español.

En Estados Unidos el mes de la Herencia Hispana se celebra del 15 de septiembre al 15 de octubre. La televisora cultural PBS ha producido un extraordinario documental titulado “Latino Americans” (“www.pbs.org/latino-americans/es/about/”), que muestra la evolución histórica de los ciudadanos estadounidenses de origen latino, quienes han pasado de ser extranjeros en su propia tierra, a convertirse en un bloque poblacional cada vez de mayor peso.

Sin embargo, el mayor desafío que enfrentan los latinos es equiparar su poder económico y político con su creciente peso demográfico. Existe todavía un marcado rezago en los dos ámbitos. La mediana del ingreso por hogar entre los hispanos es de 39 mil dólares, muy inferior al de los blancos, que alcanza 57 mil dólares, y al de los asiáticos, que llega a 68 mil dólares.

En el terreno electoral, si bien la población latina va en ascenso, tanto su tasa de empadronamiento para votar, como su tasa de asistencia a las urnas se encuentran muy por debajo del resto de la población. De hecho, los inmigrantes mexicanos que tienen derecho a solicitar la ciudadanía estadounidense lo hacen en un porcentaje mucho menor que los latinos con raíces en otros países de América Latina.

Con la excepción de los cubano-estadounidenses, que han sido extraordinariamente exitosos en llegar a cargos en el gabinete presidencial o en elegir legisladores en comités clave del Senado y la Cámara de Representantes, el resto de los latinos están sub-representados en el sistema político y electoral estadounidense.

La reforma migratoria es un imperativo económico para Estados Unidos, afirman quienes rechazan su confinamiento al ámbito policial y de seguridad nacional. Señalan con datos duros que las ciudades con políticas favorables a los inmigrantes registran tasas de crecimiento económico mayores que aquellas que son hostiles y rechazan a nuevos inmigrantes.

Aun si Estados Unidos cierra la frontera a los nuevos inmigrantes, la población latina seguirá ejerciendo una influencia en ascenso por una sencilla razón: el grueso de su crecimiento se debe a la población que ya está en territorio estadounidense.

El Centro de Investigación y Docencia Económicas, en el marco de su 40 aniversario, invita el jueves 9 de octubre a una conferencia donde se abordarán estos temas y sus implicaciones para nuestro país, en el Museo Memoria y Tolerancia, Plaza Juárez, Ciudad de México. El programa y el registro están disponibles en: “http://www.eventbrite.com/e/entradas-como-los-latinos-estan-configurando-el-futuro-de-estados-unidos-13229691363”.
 

Lee También

Comentarios