Lunes, 17 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¡Como boomerang, de ida y vuelta!

Por: El Informador

Por Xavier Toscano G. de Quevedo

>

Para nadie es una referencia novedosa que nuestro emblemático Espectáculo Taurino, en los últimos tiempos, vive momentos y circunstancias delicadas. Con inoportunas y frecuentes agresiones —de grupos radicales, con una inexactitud de argumentos y sus despóticas incoherencias— que múltiples y diversos sectores de nuestra sociedad han emprendido, inducidos e impulsados principalmente por ciertos líderes de organizaciones políticas y en muchos casos por gobernantes que han llevado caprichosa y arbitrariamente a varias entidades —ahogando y vapuleando sus derechos y libertad— a impedir la continuidad del espectáculo taurino.

>

España, que es la cuna de La Fiesta Brava, vive una lucha por su continuidad muy compleja —aunque esto no signifique que desaparecerá— y “finalmente” sus autoridades han asumido ya con seriedad el papel regulador que les corresponde, anunciando la semana anterior El Tribunal Constitucional de España que se anulaba, es decir, queda abolida la prohibición de las corridas de toros —decretada  con prepotencia, soberbia y rencor— en el territorio de Cataluña.

>

Sería oportuno retroceder un poco en la historia, y trasladarnos al año 2004 cuando los individuos que manipulaban el Ayuntamiento de Barcelona anunciaron que la ciudad se “declaraba contraria a las corridas de toros”. Siete años después, el 25 de septiembre de 2011, se vivía la última corrida en la Monumental de Barcelona, y finalmente, en enero de 2012 la negligente prohibición iniciaba su nefasta marcha.

>

Muchos individuos de los países donde se vive esta extraordinaria Fiesta, se colocaban la aureola del “triunfo catalán”, sin conocer el verdadero fondo que envolvió la prohibición —y como es condición del ser humano, ser imitador— inmediatamente como reguero de pólvora, iniciaron en algunas ciudades las acciones de sus autoridades ordenando los cierres de sus plazas.

>

Sin embargo las envestidas incongruentes de gobernantes, políticos y grupos “de activistas y provocadores” que se autonombraban anti-taurinos, fueron cada día aumentando más y más, mostrando su cólera y agresividad en contra de quienes se pronunciaban como promotores, toreros, ganaderos y simpatizantes del espectáculo taurino, llegando a los extremos de dañar físicamente, e inclusive atentando contra la vida de muchos adeptos a la Fiesta.  
       
Como un ejemplo de sus actitudes recordemos lo que sucedió en Francia en la persona de André Viard, cuando un grupo de individuos anti-taurinos fueron una noche a quemar su hogar, con toda su familia dentro que, ¡gracias a Dios! lograron salirse a tiempo. También acordemos del “youtuber” Vicente Belenguer, que grotescamente se alegró por la muerte del torero Víctor Barrio. O de la mujer trastornada que expresó “sus deseos de muerte” al niño Adrián Hinojosa que a sus ocho años “vive” el sufrimiento del cáncer.

>

Pero la prepotencia de los gobernantes y las maquiavélicas acciones de los anti-taurinos ya les van de regreso, y los gobernantes encargados de vigilar que se “respete la libertad de todas las personas”, ya están actuando en consecuencia.        

>

Seguramente nuestra hermosa Fiesta continuará por mucho más tiempo; ¡de eso estamos seguros! Sin embargo, para rescatarla, protegerla, otorgarle su real importancia y “cuidarla”, es esencial entender que en todas las plazas del mundo y de nuestro país, se le deberá otorgar sin evasivas ni triquiñuelas el sitio de importancia que el toro merece. Ya que nunca debemos olvidar, que este sorprendente y mágico mundo existe y vive “exclusivamente” gracias a su Majestad El Toro Bravo.

>