Domingo, 09 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Carta abierta al R.P. Sosa, S.J., Superior General de los Jesuitas (Re. Instituto de Ciencias)

Por: Juan Palomar

Carta abierta al R.P. Sosa, S.J., Superior General de los Jesuitas  (Re. Instituto de Ciencias)

Carta abierta al R.P. Sosa, S.J., Superior General de los Jesuitas (Re. Instituto de Ciencias)

R. P. Arturo Sosa Abascal, S.J.
General de la Compañía de Jesús
Borgo Santo Espirito 1, Roma

>

Reverendo Padre Sosa:

>

Me permito hacerle llegar mi cordial felicitación, a usted y a la Compañía, por su elección como Prepósito General, y hago votos porque sea para el bien de todos y AMDG.

>

Me presento: soy arquitecto, exalumno del Instituto de Ciencias, el colegio jesuita de Guadalajara, México, y también del Iteso, la Universidad Jesuita de Guadalajara, donde me formé y he sido docente desde hace 33 años. Mi abuelo, mi padre y mis hijos fueron también educados por la Compañía. Temo que esta historia esté por terminar. Y me opongo.

>

Antecedente: alguna voluntad con poder de decisión en la Provincia Mexicana pretende decidir que se abandone la sede del colegio en Guadalajara, el Instituto de Ciencias, la cual ocupa desde hace 60 años en un edificio patrimonial, para construir innecesaria y dispendiosamente otro colegio en la periferia lejana de la ciudad, por cierto muy alejada de las periferias donde habitan los más necesitados y desposeídos. La sede actual tiene una muy favorable centralidad respecto a sus usuarios de toda condición social, y dispone de muy apropiados medios de movilidad pública.

>

Considero que el colegio no pertenece exclusivamente a la Compañía, sino a toda una comunidad histórica que se ha formado a lo largo de más de un siglo. Ante ello, como exalumno, pero también como arquitecto y urbanista, manifiesto lo siguiente:

>

1. El abandono de la sede actual es injustificado. Una adecuada gestión y una correcta intervención arquitectónica  y urbana son capaces de resolver la problemática espacial que ahora y en lo sucesivo pudiera existir para el colegio.

>

2 La pretendida nueva ubicación lesionaría a la ciudad y a su comunidad, aumentando la exclusión de quienes no dispongan de automóvil, exacerbando la muy dañina dispersión urbana que padecemos y colaborando al ya muy grave desarreglo ambiental.

>

3 Dicho emplazamiento, ubicado entre desarrollos inmobiliarios totalmente contrarios a una ciudad incluyente, llamados localmente “cotos”, representaría una expresa adhesión del colegio y de la comunidad que a su alrededor se ha creado a lo largo de generaciones a la segregación urbana y al favorecimiento de las capas de población más privilegiadas, en perjuicio de la mayoría.

>

4 En repetidas ocasiones un grupo numeroso de miembros de la comunidad del Instituto de Ciencias hemos hecho llamados a las autoridades del colegio y de la Provincia para que se discierna de manera responsable este asunto. Planteamos un ejercicio arquitectónico-urbano con el que se evalúe correctamente la adecuación integral, que es por completo factible, de la actual sede a sus presentes y futuras necesidades. No hemos sido tomados en cuenta, ni se ha atendido nuestra propuesta.

>

5 Apelo a lo que usted, Reverendo Padre, externó el pasado 14 de octubre: “es necesaria una extraordinaria profundidad intelectual para  pensar creativamente sobre las formas en que nuestro servicio a la misión de Jesucristo puede ser más eficaz, en la tensión creativa propia del magis ignaciano… queremos contribuir a lo que parece imposible hoy en día: una humanidad reconciliada en la justicia, viviendo en paz en una casa bien cuidada, donde hay espacio para todo el mundo, ya que nos reconocemos hermanos y hermanas, hijos e hijas de un mismo Padre”.

>

Por todo lo anterior, pido a usted respetuosamente su intervención, dado lo infructuoso de nuestros repetidos esfuerzos, para asegurar el mejor futuro de nuestro colegio, el Instituto de Ciencias, en el marco de una ciudad más justa e incluyente y para que podamos seguir “viviendo en paz en una casa bien cuidada, donde hay espacio para todo el mundo.”

>

Quedo al pendiente de su respuesta y reitero a usted la más alta de mis consideraciones.

>

Juan Palomar Verea

>

Guadalajara

>