Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Octubre 2019
Ideas |

Candente minuta

Por: Vicente Bello

La ley de seguridad nacional comenzó a abrirse camino ayer en los territorios de la Cámara de Diputados a punta de machete, y aupada sobre los lomos del PRI, PAN, PVEM y PRD. Pero esta minuta –que lo es porque ya fue aprobada en abril por el Senado-  también se topó de inmediato con una poderosa batería de argumentaciones, que provenían de los indiscutiblemente avezados tribunos del Partido del Trabajo.
Oradores como el jalisciense Enrique Ibarra Pedroza (PT), quien decía que  pasadas las elecciones de julio en el Estado de México, Coahuila, Nayarit e Hidalgo,  se ha evidenciado el “acuerdo entre Humberto Moreira y Felipe Calderón para aprobar la ley de seguridad nacional”. La minuta fue aprobada ayer por el pleno de la Comisión de Gobernación, con los votos aprobatorios de los diputados del PAN, PRI, PVEM y PRD.  Y sólo uno en contra, el de Ibarra, único diputado del PT integrante de la comisión de marras. Pero ahí, estuvieron otros, como Porfirio Muñoz Ledo, Teresa Reyes Sahagún, Gerardo Fernández Noroña y Jaime Cárdenas Gracia.  “Redundará (la aplicación de la ley de seguridad nacional)”, saeteó Reyes Sahagún, “en la criminalización de conductas que no son delictivas, tales como la protesta social pacífica, la defensa de los derechos humanos y aun en el ejercicio del periodismo”. Apenas el día dos, de este mes que suele ser prolegómeno del siempre candente periodo ordinario de sesiones de septiembre a diciembre.  Y vaya que relampagueaba agosto desde su arranque. Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, defensor a ultranza del uso de la fuerza en su país, se paseó ayer por el Senado justo cuando, en la Cámara de Diputados, la Comisión de Gobernación anunciaba la aprobación de la minuta de ley de seguridad nacional, con la que México  –juraban ayer los diputados del Partido del Trabajo- estará adentrándose en los territorios de la represión. Cuando las comisiones están en posición de dictaminar, pueden participar en el debate diputados que no pertenecen a ella, pero sin votar. No votó, pero Fernández Noroña dijo: “Me consta que un sector del PRI se opuso, y del PAN; me consta que Javier Corral jugó un papel sobresaliente al exigir que fuera respeta el procedimiento que le correspondía a su comisión y todo esto ayudó a que al final no fuera aprobado en el periodo ordinario pasado esa reforma a la ley de seguridad nacional”. Remachó el petista: “Hoy después de las elecciones del Estado de México, el PRI y Peña Nieto muestran su verdadero rostro, con un discurso de que van a respetar derechos y garantías constitucionales meten en la ley todas las posibles violaciones a derechos y garantías constitucionales”. Fernández Noroña, como hacía unos instantes lo hubo hecho Ibarra Pedroza,  Reyes Sahagún y Muñoz Ledo, marcaba la ruta de un debate por la seguridad nacional que causará revuelo en septiembre próximo, cuando sea llevada al Pleno de los 500 diputados para que la voten y, una vez aprobada, sea turnada al Ejecutivo para su aprobación en el Diario Oficial de la Federación.  “Hoy Peña Nieto”, decía Fernández, “va otra vez en esta línea. Ya se cree Presidente y cree que él va a instrumentar esta ley brutalmente represiva que viola el artículo 29 constitucional. Entre quienes argumentaron en pro del dictamen, fue el priista Arturo Zamora Jiménez, quien pedía dar al país “una herramienta que brinde certeza jurídica a todos los mexicanos y recupere la paz y tranquilidad en México”. Y añadía que se respetarán todos los tratados internacionales firmados por México en materia de seguridad nacional. El debate sobre la legalización de la participación del Ejército en la calle será candente en los días por venir. Se han reservado los 20 artículos que integran la ley. Opositores como Muñoz Ledo han dicho que lo quiso hacer así el PRI para sobarles el lomo a quienes, en julio, participaron en el foro de la ley de seguridad nacional.

Lee También

Comentarios