Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Buscar cómplices

Buscar cómplices

Buscar cómplices

Parece que los que padecen de alguna adicción, desde un inicio procuran estar acompañados.

Existe una cierta tendencia a buscar compañía y sentirse apoyados por algún familiar, pero sobretodo por amigos, para construir un ambiente de solidaridad, tolerancia y respeto para practicar cómodamente la adicción. Y así evitar la molestia de las críticas y juicios negativos que tanto pueden enfadar.

Un ambiente de camaradas y buenos amigos, también facilita la diversión, la charla y la complicidad. Que permite pasarse un rato muy agradable sin que nadie te diga que estás haciendo algo mal. Simplemente porque todos lo están haciendo.

De hecho muchos bebedores tienen a su grupo habitual de amigos, con los que se emborrachan y divierten, y forman parte de una familia de gente muy apreciada que difícilmente se puede dejar.

Hay quien incluso llega a decir que también se hacen adictos a sus camaradas y que una de las mayores dificultades para dejar las adicciones, es dejar a su querido grupo de amigos. Tal vez la adicción a ellos sea tan fuerte como la que se tiene a otras cosas.

Lo que implica, muchas veces, tener que dejar a los amigos, si es que realmente se quiere dejar la adicción. Lo cual muchas veces resulta muy complicado y hasta doloroso.

Realmente en el mundo de la farándula, de la fiesta y de los vicios hay mucha gente disponible, aquí y allá, no resulta difícil toparse con alguien y pronto identificarse, para establecer una buena amistad y en su momento hasta ayudarse de muchas maneras, para concretar una sólida relación.

También se ha observado que los adictos hacen su elección de cómplices en base a un factor de identidad a la misma adicción, y suelen rechazar adictos a otras. Por ejemplo un bebedor no encuentra diversión con un adicto a videojuegos, o estos con un drogadicto, o estos con ludópata. Tiene que existir un cierto apego al gremio a la adicción a la que se pertenece. El aburrimiento y el rechazo moral, no son bienvenidos en el mundo de un adicto. Le gusta sentirse incluido y que no lo hagan sentir un vicioso y adicto. Por eso busca y encuentra fácilmente unos buenos cómplices.

Lee También

Comentarios