Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 27 de Mayo 2019
Ideas |

Baños calientes

Por: El Informador

Por: Roberto Gallegos

Llegamos a Vienna en un día lluvioso.  A cada cruce de calle, los postes de los semáforos cuentan con una agarradera especial para el ciclista, que belleza. Y aunque llovía, la ciudad lucía esplendorosa y atractiva. Mi emoción de descubrirla aumentaba.

Tenía planes ambiciosos para esta ciudad, entre el más importante, visitar el Palacio Belvedere para ver con mis propios ojos las obra del maestro Gustav Klimt: El Beso. También deseaba ver el famoso penacho de Moctezuma en el Museo de Antropología, la colección de arte en Museo Leopold y la elegancia de los caballos en la Escuela Española de Equitación.

Así que con muchos lugares por visitar, costosas entradas y un presupuesto moderado Annika y yo teníamos la confianza de poder lograrlo gracias a un gran detalle, nuestro alojamiento estaría cubierto. Todo esto gracias a una de las maravillosas comunidades que se han podido establecer en internet : Warmshowers.org.

Fundada en los noventa por un par de ciclistas en USA, baños calientes en su definición literal al español, es la comunidad más famosa de alojamiento gratuito entre los ciclistas de turismo. A través del  sitio puedes, con la calidad de viajero en dos llantas, contactar a otros ciclistas que te ofrecen la posibilidad de alojarte en su casa o en algunos casos en su jardín para acampar. El servicio no tiene costo alguno, tan sólo te pide a cambio que tú ofrezcas lo mismo en tu hogar cuando no estés viajando. Una excelente forma para crear comunidad.

En nuestro caso tuvimos la gran suerte de hospedarnos con Bine y Uli, una pareja Alemana-Austriaca que logró darle la vuelta al mundo en bici en 2010, pasando por México.

Así que al llegar a Vienna, Uli ya nos esperaba en bici para guiarnos hasta su casa. Al llegar nos mostró nuestro cuarto y nos entregó con una copia de las llaves de su casa. Después subimos a su terraza y  destapamos tres cervezas. Entre la alegría de recibir visitas y nosotros de conocerlos, platicamos hasta altas horas de la noche. Uli nos platicó la sorprendente historia de su viaje.  Resulta que él y Bine se conocieron en un foro de ciclistas justo antes de iniciar sus respectivos viajes. Como los dos  partían del mismo lugar decidieron pedalear juntos por el inicio de su aventura. Sin embargo durante el viaje se enamoraron y después de haber recorrido el mundo juntos, se casaron. Uli nos mostro fotos de su boda en donde aparecen felizmente casados pedaleando en conjunto un carrito blanco tipo bicicleta. Tenía una gran sonrisa en su rostro mientras nos lo contaba. Esa noche Uli también nos dio valiosas recomendaciones para poder sacar lo mejor de nuestro tiempo y dinero en la ciudad. Al próximo día, Bine le mostro a Annika su biblioteca de libros de viajes en bici. Annika leyó lo que pudo y tomó nota de la información más importante para el nuestro.

Al final de los cuatro días que convivimos con ellos, no sólo tuve la oportunidad de visitar todos los lugares que quise, sino que también tuvimos el tiempo para perdernos dentro de la ciudad y descubrir una tienda de productos mexicanos donde vendían tortillas de máquina. La última noche que nos hospedamos con ellos les hice de cenar unas quesadillas con una salsa roja que improvisé y un queso austriaco soberbio.  

Pensé como algo tan insignificante como inscribirse a éste sitio web puede hacer la gran diferencia para un par de turistas como nosotros. La última vez que revisé, en GDL hay un número respetable de personas inscritas, pero sé que pueden ser más. No porque haya muchos ciclistas, sino porque hay mucho qué ver en la Perla Tapatía y esta herramienta puede ayudar a promoverla ante los turistas del mundo. Sobre todo para aquellos que desean gastar su dinero en la ciudad y no en un hotel o en un costoso transporte privado.

Lee También

Comentarios